Los autónomos superan los 106.000 en Málaga y vuelven al nivel previo a la crisis

El comercio es el sector de actividad que más empleados autónomos suma en la provincia, con 30.952 de los 106.062 que había al cierre de junio.
El comercio es el sector de actividad que más empleados autónomos suma en la provincia, con 30.952 de los 106.062 que había al cierre de junio. / SUR
  • Los trabajadores por cuenta propia en la provincia han aumentado en 4.243 en el último año, especialmente en los sectores del comercio, la hostelería y la construcción

Los autónomos están tirando del carro del empleo en la provincia. El colectivo de los trabajadores por cuenta propia no deja de crecer en Málaga y, por primera vez en los siete largos años que dura ya la crisis económica, el número de los empleados inscritos en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social ha pasado de los 106.000, una cifra desconocida en el periodo de recesión y que para encontrarla hay que remontarse a antes de 2008.

En concreto, son 106.062 los autónomos que había inscritos en este régimen al cierre del mes de junio, según los datos que manejan desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Andalucía. Esta cifra supone un incremento de 4.243 nuevas altas con respecto a hace 12 meses, «lo que evidencia un claro cambio de tendencia», en palabras del presidente del colectivo regional, Rafael Amor.

«La provincia de Málaga tiene una pujanza y un dinamismo económicos muy evidentes, que se deben al gran esfuerzo en infraestructuras que se ha hecho en los últimos años y que se sigue haciendo, y al potente motor económico que supone el sector turístico, con el destino más importante de Andalucía, como es la Costa del Sol», argumenta Amor, para quien, no obstante, hay que recordar que durante la crisis «han sido más de 400.000 los autónomos que han tenido que echar el cierre en Andalucía».

No obstante, las previsiones para este año son positivas. Málaga acapara uno de cada cinco empleados por cuenta propia de la región, donde hay 499.925 autónomos, una cifra algo inferior a la registrada en 2008, cuando se rebasaron los 506.000. Sevilla es la segunda provincia con más autónomos en la comunidad, con 102.915. Según el último barómetro elaborado por ATA, siete de cada diez autónomos andaluces considera que la economía «está mejorando» y que continuará haciéndolo este año. Además, esta mejoría también la hacen extensiva a su negocio y uno de cada tres admite que sus ventas han aumentado y prevén vender más y, por tanto, tener una mayor facturación en este 2015. «Esta percepción de la realidad económica, unida al incremento de ventas, hacen que comience a funcionar de nuevo el engranaje de la dinamización de la economía, de la que los autónomos andaluces son los grandes protagonistas», afirma.

Bajadas de impuestos

En su último barómetro, ATA también ha querido preguntar al colectivo por si la nueva situación política tras las elecciones del 24M en Andalucía afectará de alguna manera a la recuperación económica. A este respecto, el 41,3% de los autónomos encuestados se muestra «escéptico» y considera que dichos cambios «afectarán a la recuperación y no reportarán beneficios» a los autónomos. Frente a éste porcentaje, casi uno de cada cuatro cree que la recuperación «ya es imparable y no afectarán» (24,3%).

Otra de las preocupaciones del sector es la fiscalidad. Los autónomos andaluces demandan a los políticos bajadas de impuestos tras cinco años de subidas constantes. Más de la mitad de los autónomos encuestados por ATA se decanta por bajar el IVA (56,1%) y el 40,6% prefiere una reducción sustancial de las cotizaciones sociales. En cuanto a la bajada del IRPF y del Impuesto de Sociedades, es la opción preferida por el 24,9% de los encuestados. «La presión fiscal para el colectivo sigue siendo asfixiante», concluye Amor.