Málaga es la provincia española donde más crece la afiliación de autónomos

    • Es la quinta en número de inscritos al finalizar 2014 con un aumento del 5,3%, que dobla la media nacional

    Málaga lideró el pasado ejercicio el crecimiento de trabajadores autónomos situándose porcentualmente como primera provincia española con un 5,3% de incremento de la afiliación, más del doble de la media nacional (2,5%). En cifras absolutas, los 102.436 autónomos al cierre del pasado año sitúan a Málaga en el quinto puesto en el ‘ranking’ provincial, y los 5.122 emprendedores más registrados en los últimos doce meses representan una cuarta parte del total del empleo creado en la provincia en el periodo. Con estas cifras recogidas en el informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), dado a conocer ayer, se confirma la apuesta del autoempleo como instrumento para afrontar la crisis en la provincia, que ya en 2013 registró también –con un 3,8% de aumento y 3.582 altas más– el mayor crecimiento en el ámbito nacional, si se exceptúa como ahora el de la Ciudad Autónoma de Melilla. En el conjunto nacional, según el citado informe, 2014 es el segundo año consecutivo de crecimiento de trabajadores por cuenta propia tras un período de descensos bruscos iniciado en 2009.

    noticias relacionadas

      En la presentación del estudio, el presidente de la federación ATA, Lorenzo Amor, se mostró optimista porque los datos macroeconómicos que cierran 2014 «son realmente buenos y confirman que la situación económica de nuestro país ha dado un giro y a día de hoy hay menos paro, más cotizantes a la Seguridad Social, más autónomos, más contratos y un aumento del 20% de la contratación estable».

    «Esta evolución, nos lleva a prever que en 2015 continuará la senda de la recuperación: habrá 350.000 parados menos, 550.000 afiliados a la Seguridad Social más y 120.000 nuevos emprendedores», vaticinó Amor.

    En el conjunto español, el número de autónomos creció el pasado año en 75.465, triplicando el incremento experimentado un año antes. Eso significa que cada día de 2014 hubo 207 nuevos autónomos en el segundo año consecutivo de cifras positivas. Este crecimiento está liderado por el sector del comercio, que ha sumado 17.011 nuevos autónomos, y por las actividades profesionales, con 16.628 más. Les siguen actividades sanitarias (7.889 autónomos nuevos) y educación (6.393).

    Por el contrario, el sector del transporte ha sido el único que ha perdido trabajadores por cuenta propia (777 menos), según el informe de ATA. Construcción ganó 4.967 trabajadores por cuenta propia; hostelería sumó 1.890 autónomos más; agricultura, 509; e industria, 2.024 más a lo largo de 2014.

    Por comunidades autónomas, todas cerraron el periodo con aumento en el número de cotizantes al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, siendo Canarias (4,1%), Islas Baleares (3,8%) y Andalucía las que lideraron dicho aumento. La Comunidad andaluza registró un crecimiento del 3,5% en el número de autónomos desde diciembre de 2013 al mismo mes de 2014, situándose como la tercera autonomía con mayor aumento, al pasar de 470.441 trabajadores por cuenta propia a 487.086, lo que arroja un incremento en 16.645.

    Con crecimiento en el número de autónomos por encima de la media nacional (2,5%) también se situaron Murcia (3,4%), la Comunidad de Madrid (3,3%), la Comunidad Valenciana (3,1%), así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con un aumento del 4,9% y 9,2%, respectivamente

    El resto se situó con crecimientos por debajo de la media: Cataluña (2,3%), Navarra (2,2%), Aragón (1,9%), Cantabria y Extremadura (ambas con un aumento del 1,8%), Castilla-La Mancha (1,6%), Galicia (1,5%), Asturias (1,3%), La Rioja (1,1%), Castilla y León (0,8%) y País Vasco, con un ligero incremento del 0,6%.

    En valores absolutos, cabe destacar que Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana concentraron el 66,1% de las nuevas altas de autónomos en 2014. Es decir, prácticamente dos de cada tres de los nuevos autónomos de 2014 es de una de estas cuatro comunidades.

    Si se analizan los datos por provincias, únicamente Guipúzcoa y Lugo cerraron el año con un descenso de autónomos, concretamente 305 menos en la provincia vasca, lo que se traduce en un descenso del 0,4%, y 36 autónomos menos en Lugo, una perdida del 0,1% de los afiliados al RETA. Los mayores crecimientos los registraron, tras Málaga (5,3%), las provincias de Las Palmas (5%), Alicante (4,5%) y Granada (4,1%).

    Pujanza femenina

    Al analizar los datos por género, se comprueba que, una vez más, el comportamiento de las mujeres continúa más positivo que el de los varones, siendo el ritmo de creación de empleo autónomo femenino en 2014 superior : un aumento del 3,3% frente al 2,1% del masculino. En valores absolutos, de los 75.466 nuevos cotizantes que sumó el RETA, 34.632 son nuevas emprendedoras (el 45,9%) frente a 40.834 hombres.

    Rafael Amor ya resaltó durante la presentación de los resultados mensuales correspondientes a Andalucía en diciembre que la Comunidad vuelve a ganar 1.075 afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), lo que supone un crecimiento del tejido productivo de 16.645 nuevos emprendedores y, por tanto, «el germen de nuevos empleadores».

    Ante estos datos positivos que muestran que «los autónomos, una vez más, están tirando del carro de la recuperación económica y del empleo», recalcó Amor que será «imprescindible» contar con ATA, al objeto de asumir la realidad económica actual, en los encuentros que inicia hoy la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con los agentes económicos para abordar planes y actuaciones que contribuyan a impulsar el empleo en la comunidad. A su vez, Amor pidió la convocatoria «urgente» de medidas «firmes y consensuadas con el sector» que activen el tejido productivo de Andalucía sustentado por los autónomos.