La morosidad pública con los autónomos repunta un 10,3%

Lorenzo J. Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA)
Lorenzo J. Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) / Archivo
  • ATA denuncia que tras el último plan de proveedores las administraciones vuelven a retrasarse en sus pagos

  • En los últimos tres meses la deuda aumentó 249 millones de euros, hasta los 2.671

Tras la finalización de la última fase del Plan de Pago a Proveedores, la morosidad pública con los autónomos ha repuntado un 10,3%. Así lo denuncia la asociación ATA, que estima en 2.671 los millones de euros que las administraciones deben al colectivo. En los tres últimos meses (marzo, abril y mayo) la deuda ha aumentado en 249 millones, "empujada fundamentalmente por las comunidades autónomas que no cumplieron el objetivo de déficit en 2013", destaca ATA respecto al resultado de la encuesta que ha realizado ente más de 1.000 trabajadores autónomos proveedores habituales del sector público.

En el anterior informe, realizado hace tres meses, los periodos medios de pago de las administraciones públicas se habían reducido hasta los 111, pero en el último trimestre han experimentado un leve aumento, hasta los 113. Muy lejos, en todo caso, de los 30 días que establece la ley. Por su parte, los pagos del sector privado (los que realizan las empresas a los autónomos) han bajado de los 85 a los 82 días (el límite está en 60). Cifras que sitúan en 98 días de media lo que un trabajador por cuenta propia tarda en cobrar sus facturas.

La buena noticia del informe de morosidad es que, por primera vez, la Administración Central cumple los plazos establecidos por ley, al situar su periodo medio de pago a autónomos y pymes en 29 días. No obstante, conviene precisar que los principales contratistas públicos del colectivo son las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Las primeras pagan de media en 130 días, mientras que los consistorios (donde se concentra el mayor volumen de la facturación de los autónomos a las administraciones) lo hacen en 96 días.

La encuesta de ATA señala a las administraciones (es decir, gobiernos autonómicos, diputaciones, entes locales y empresas públicas) de Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia como las más morosas, con periodos medios de pago de 137 y 135 días en los dos primeros casos, y de 131 en los otros dos. Por el contrario, las de La Rioja (31 días), Galicia y Euskadi (ambas con 35 días) y Navarra (39), son las que menos tardan en pagar.

En cuanto a los pagos entre las empresas, el periodo medio sigue anclado en los 82 días de los dos anteriores informes, si bien las de más de 1.000 empleados son las únicas que han aumentado los plazos de abono de las facturas: de 127 días a 129. Los pagos por parte de las empresas de menos de 10 trabajadores (55 días), y los que se realizan entre autónomos (53 días) son los únicos que se ajustan a los plazos legales.

"Los autónomos tienen que esperar casi cuatro meses en cobrar las facturas que tienen pendientes con las distintas administraciones. Esto no es una buena noticia, porque estamos hablando de que aún hay unos 2.671 millones de euros que no se han pagado y que siguen lastrando la actividad de muchos autónomos y microempresas", denuncia Lorenzo Amor, presidente de ATA y Embajador de la Comisión Europea para la vigilancia de la morosidad.