«Última oportunidad» para evitar una solución forzada, advierte el Gobierno a los vigilantes de El Prat

Personal de AENA informa a los usuarios en los accesos a las puertas de embarque del aeropuerto del Prat/Quique García (Efe)
Personal de AENA informa a los usuarios en los accesos a las puertas de embarque del aeropuerto del Prat / Quique García (Efe)

El ministro de Fomento sugiere que otra negativa a la propuesta de la Generalitat, que se vuelve a votar este domingo, provocará la imposición de un arbitraje

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

A pocas horas de conocer si los vigilantes de los controles de seguridad de El Prat dan marcha atrás en su rechazo a la propuesta de la Generalitat catalana como mediador, el Gobierno les advirtió este sábado de que están ante su «última oportunidad» para evitar que termine imponiéndoles un arbitraje obligatorio del que en poco más de una semana saldría un laudo que pondría fin a sus paros. Así lo señaló el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, quien espera que reconsideren su posición en la asamblea prevista para la tarde de este domingo.

En dicho encuentro, convocado por el comité de huelga a instancias del mediador, votaran únicamente si aceptan su oferta de una subida salarial de 200 euros distribuida en 12 pagas y aceptada ya por la empresa de seguridad Eulen, concesionaria de El Prat y otra veintena de aeropuertos gestionados por AENA. Esa propuesta, sin embargo, tan solo obtuvo dos votos en la asamblea del jueves, donde se sometieron a consulta otras tres alternativas.

La opción ganadora (89 apoyos) fue pedir 250 euros repartidos en 15 pagas (es decir, contando las extraordinarias), lo que supone un alza salarial un 56% superior a la presentada por la Generalitat. No obstante, a dicho encuentro apenas asistió la mitad de los trabajadores convocados (176 de 350), por lo que algunos vigilantes han empezado a poner en duda su legitimidad.

Más información

«Probable» rechazo

Legalmente, eso sí, tiene validez suficiente e incluso ayer un asesor del comité de huelga señaló que «probablemente» vuelva a ser rechazada la propuesta del mediador, aunque esta vez contaría con más votos. Dicha negativa dejaría muy tocada la negociación, al confirmarse de forma implícita la huelga total e indefinida que los vigilantes de El Prat han convocado desde este lunes.

Para entonces ya estaría completado el despliegue del servicio de refuerzo que la Guardia Civil realizará para agilizar las colas ante los arcos de seguridad y los escáneres. De la Serna explicó que según como transcurran los primeros días de ese paro total evaluarán si es necesario incrementar el número de agentes.

Esta medida ha sido respaldada por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, aunque la alcaldesa ha matizado que espera que apoyen pero no sustituyan a los vigilantes de Eulen. En este sentido, el líder de UGT, Pepe Álvarez, dijo que no sería «de recibo» tal relevo y acusó al Gobierno de «intentar matar moscas a cañonazos» en este conflicto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos