Se aplaza una semana el Plan Prepara para añadir medidas contra el paro juvenil

El Gobierno ha pactado con los agentes sociales un complemento salarial para los jóvenes con contratos precarios y elevada temporalidad

J. A. BRAVO MADRID

La prórroga del denominado Plan Prepara de ayudas para los parados que han agotado todas sus prestaciones, cuya luz verde estaba prevista para ayer, tendrá que esperar una semana más. Así lo decidió el Gobierno para dar margen a que se pueda aprobar, ya en el Consejo de Ministros del 6 de octubre, junto a un paquete de medidas para fomentar el empleo juvenil.

Representantes del Ministerio de Empleo, las dos grandes patronales (CEOE y Cepyme) y los principales sindicatos (CC OO y UGT) se reunieron el jueves para ultimar esas actuaciones, alcanzando finalmente un pacto para implantar un complemento salarial de 430 euros durante un máximo de 18 meses. Dicho extra, vinculado a la formación dual, iría dirigido a los jóvenes con contratos precarios de gran rotación y alta temporalidad. Se financiaría, al principio, con 500 millones de euros procedentes de fondos de la UE.

Otro punto acordado por el Ejecutivo y los agentes fue impulsar con bonificaciones en las cuotas sociales el llamado contrato de relevo -que, en el caso del empleador, sería una exención de dos años en sus pagos por el nuevo miembro-, a la par que cambiar varios aspectos de la jubilación parcial. Así, se podría rebajar hasta cuatro años la edad de retiro para el trabajador sustituido.

Se trata de una modalidad muy utilizada en la industria automovilística, pero que se quiso restringir con las últimas reformas del sistema de pensiones por su elevado coste para las arcas de la Seguridad Social debido a la merma de ingresos.

Después de un total de 14 reuniones, parece que patronal y sindicatos han llegado a un punto común tras distintas cesiones, aunque los primeros rechazan aún hablar de un pacto cerrado si bien admiten que estaría «prácticamente ultimado».

A fin de engrasar esa negociación, y ante las reticencias en las que persistía CC OO, el Ministerio de Empleo ha puesto sobre la mesa la desregulación del contrato de formación, la creación de un programa de becas (bajo la fórmula de un nuevo estatuto de prácticas no laborales) e incluso más fondos a repartir entre las comunidades autónomas. Ese dinero extra ascendería a 175 millones y se destinaría en la «orientación y ayudas directas» para quienes participen en acciones de la llamada garantía juvenil de empleo.

La extensión del Plan Prepara, con una ayuda mensual de 450 euros, será hasta finales de abril de 2018. Así lo pactó el Gobierno con las autonomías el pasado día 19 a raíz de un fallo del Tribunal Constitucional.

Fotos

Vídeos