Anulado un despido por cuidar de la esposa

R. C.

Un juzgado social de Barcelona ha condenado a Privalia a readmitir e indemnizar por daños morales a un antiguo trabajador al considerar que fue despedido por las posibles ausencias que podría tener en el trabajo debido a la enfermedad de su mujer, aquejada de cáncer. La empresa de venta 'on-line' despidió a ese empleado alegando causas disciplinarias, después de que el extrabajador informara sobre la situación de su esposa y cuando hacía diez días que había solicitado un permiso de dos días para atenderla en un ingreso. Pero el fallo considera que la firma ocultó la verdadera causa del despido.

Fotos

Vídeos