Andalucía creará unos 190.000 puestos trabajo hasta finales de 2019

Andalucía creará unos 190.000 puestos trabajo hasta finales de 2019
Ñito Salas

BBVA Research estima que el PIB de Andalucía crecerá un 2,7% este año y un 2,5% en 2019

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El PIB de Andalucía crecerá un 2,7% en 2018 y se mantendrá sólido alrededor del 2,5% en 2019. Al menos, estás son la previsiones del Servicio de Estudios de BBVA en su último informe 'Situación Andalucía' presentado hoy por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research y José Ballester, director de la Territorial Sur de BBVA. De cumplirse estas previsiones, según BBVA, durante 2018 y 2019 se podrían crear en Andalucía unos 190.000 puestos de trabajo durante el horizonte de previsión y la tasa de paro se reduciría hasta el 19,8% a finales de 2019. El informe sobre la 'Situación Andalucía' tiene como finalidad que los clientes de la entidad financiera, sus familias, empresas y las administraciones públicas dispongan de la información necesaria para que puedan tomar sus propias decisiones y afrontar los retos y oportunidades que se les pueda presentar, según Ballester.

En cuanto a 2018, los primeros datos disponibles, según BBVA Research, apuntan a que el aumento del PIB regional en el primer semestre podría situarse en torno al 0,6-0,7%, una décima por debajo del conjunto nacional. De continuar esta dinámica, el avance del PIB en 2018 podría ser del 2,7% y mantenerse sólido en torno al 2,5% en 2019.

Para Miguel Cardoso, la economía andaluza se verá favorecida por el entorno exterior, que impulsará las exportaciones y la inversión productiva. Asimismo, la política monetaria continuará siendo expansiva también durante este bienio y es de prever un proceso de normalización lento, que mantenga los tipos bajos al menos durante todo este periodo. Esto puede ser especialmente positivo para un sector como el de la construcción residencial.

Sin embargo, el incremento de la demanda interna será menor que en años anteriores. Entre los factores que explican lo anterior destacan el menor impulso por la demanda privada 'embalsada' durante la crisis y la pérdida de tracción de los vientos de cola que venían impulsando la actividad, ya que no hay bajadas adicionales de tipos de interés y el precio del petróleo remonta.

Además, al reciente incremento en precios turísticos se ha unido una mejora en la percepción de seguridad en algunos de los principales destinos competidores. Esta pérdida relativa de competitividad puede afectar negativamente las visitas de turistas a Andalucía, según Cardoso.

Riesgos

En este escenario, todavía persisten para BBVA algunos riesgos para la economía de Andalucía. En el entorno exterior, se mantiene la incertidumbre en torno al posible auge de tensiones geopolíticas, o de medidas proteccionistas, que limiten la recuperación del mercado global. En este sentido, habrá que seguir con atención el aumento del precio del petróleo que reduce la renta disponible de las familias y afecta la competitividad de las empresas andaluzas. Adicionalmente, un eventual aumento en el coste de financiación, intenso e inesperado, sería negativo para la economía andaluza, siendo una de las comunidades más expuestas como consecuencia del nivel de apalancamiento que todavía se observa. «También la pérdida de competitividad en el sector turístico puede presentar una barrera para el crecimiento del sector», ha señalado Cardoso.

Por otro lado, según la Encuesta BBVA de Actividad Económica, los resultados concuerdan con una economía andaluza que va a mantener un crecimiento positivo en el primer semestre del año, aunque con una desaceleración de la actividad en el arranque del mismo, especialmente en la industria y en menor medida en los servicios.

Nuevos empleos

Las previsiones para el próximo bienio, con un crecimiento del PIB del 2,7% en 2018 y el 2,5% en 2019, permitirán, para BBVA, la creación de unos 190.000 empleos en estos dos años. En este contexto, la tasa de paro se podría reducir hasta el 19,8% a finales de 2019, tres puntos porcentuales por encima del nivel pre-crisis. Sin embargo, la recuperación del empleo no se está produciendo por igual en todas las zonas, siendo las áreas costeras, de la provincia de Málaga y Almería sobre todo, las que mostraron un mayor dinamismo. En este sentido, para Cardoso es más probable que los salarios se recuperen en estas zonas con más dinamismo que en el resto.

Asimismo ha señalado que todavía es pronto para conocer cómo afectará el cambio de Gobierno a nivel estatal, pero que si se mantiene la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), eso debe limitar bastante la incertidumbre. No sucede lo mismo con la situación política en Cataluña, ya que, según Cardoso, resta dos décimas al crecimiento del PIB andaluz, que podría estar en torno al 3%.

Aunque al final del bienio se vaya a recuperar el nivel de PIB absoluto y per cápita previo a la crisis, el empleo se encontrará todavía por debajo del máximo alcanzado en la anterior época expansiva, y la tasa de paro, por encima de dicho nivel. Por tanto, BBVA Research advierte que se debe seguir incidiendo en políticas que reduzcan la tasa de paro, la temporalidad y la precariedad en el mercado de trabajo. Además, es necesario que los incrementos de costes laborales vayan acompañados de ganancias en la productividad que permitan mantener la competitividad.

El informe considera necesario que a medio y largo plazo en Andalucía la implementación de políticas que reduzcan los desequilibrios de la economía andaluza: reducir el paro entre los jóvenes y la tasa de temporalidad entre los que sufren paro prolongados. Según BBVA Research, la recuperación económica en Andalucía ha sido heterogénea.

Cardoso se ha referido también al cambio tecnológico que vendrá de la mano de la automatizaciónde los procesos, ya que afectará a las personas más sensibles. «El 36% del empleo en España se enfrenta a riegos por la automatización», ha segurado el economista jefe para España de BBVA Research.

Sobre ella economía de Andalucía en 2017, el informe señala que experimentó un crecimiento del 2,7%, continuando la tendencia de crecimiento observado en 2016 (2,8%). Este comportamiento favorable se explica por el buen comportamiento de la inversión y de las exportaciones de bienes, y a pesar del menor crecimiento en el consumo (tanto de las familias como de la Junta) y del turismo. Las exportaciones de bienes repuntaron en 2017 apoyadas por el sector alimenticio y las semimanufacturas. Además, el sector turístico, aunque comienza a mostrar algún síntoma de desaceleración, volvió a registrar un nuevo récord de visitantes, enlazando cinco años de crecimiento.. Finalmente, el proceso de reducción del desequilibrio en las cuentas autonómicas se tradujo en una reducción en el peso del gasto primario en el PIB, limitando la contribución del sector al crecimiento. Sin embargo, el progresivo agotamiento de algunos de los factores que empujaron la demanda interna en los últimos años condujo a una desaceleración del crecimiento del gasto en consumo de los hogares.

Banca móvil

Por otra parte, Ballester ha destacado que BBVA se encuentra a la cabeza de la transformación tecnológica de la banca a nivel mundial, según la consultora internacional Forrester Research, que ha calificado «nuestra App como la mejor aplicación de banca móvil del mundo y a nuestra web como la mejor banca online de Europa».

Según Ballester, el 50% de los clientes de BBVA en españa son ya digitales y que casi el 80% lo son a través del móvil e interactúan una vez cada dos días de media, «frente a una vez por semana que tiene como media nuestra banca online tradicional».

Para BBVA, la ventas digitales alcanzan acgtualmente el 42%, siendo en sus mayoría las realizadas a través del móvil, cuando hace apenas tres añós esta cifra no llegaba al 10%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos