«El subtropical va como un cañón y las previsiones de futuro son muy buenas»

El aguacate y el mango siguen teniendo una gran demanda en los mercados europeos. /Agustín Peláez
El aguacate y el mango siguen teniendo una gran demanda en los mercados europeos. / Agustín Peláez
Fruit Attraction. Enviado Especial. Madrid

Las empresas agroalimentarias de Málaga se despiden con un buen sabor de boca de Fruit Attraction, convencidas de que todavía hay crecimiento

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

«Vamos como un cañón», «el futuro es muy bueno», «la dificultad no es la venta, sino la disponibilidad de producto» y «los tropicales son los que más crecen». Con estas frases, a cual más optimista, han resumido las empresas agroalimentarias malagueñas el buen momento por el que atraviesa el sector subtropical con motivo de su participación en la Feria Internacional de Frutas y Hortalizas de Madrid, Fruit Attraction 2017, que ayer llegó a su fin. Han sido tres días intensos de encuentros, cambios de impresiones, poner cara a los clientes, estrechar lazos y presentaciones, reafirmar pedidos y renovar acuerdos, a la vez que para iniciar contactos con nuevos clientes potenciales. De hecho, ni una sola de las empresas malagueñas se va de la feria sin realizar una valoración positiva de su paso por Fruit Attraction, hasta el punto de que todas afirman que tienen previsto seguir creciendo en ventas y facturación.

Así, el gerente de Natural Tropic, Prudencio López, ha señalado Málaga necesita aumentar su producción, especialmente de aguacate, que es un fruto cuyo consumo no deja de crecer. «No se produce todo lo que se demanda y hay países comoPerú o Marruecos que siguen plantando», ha indicado.

Lo mismo ha asegurado el gerente de Tropical Millenium, Miguel Ángel Páez, para quien la palabra que mejor define la radiografía del sector de los subtropicales en Málaga es «crecimiento», sobre todo porque el consumo de los dos frutos estrella que se producen actualmente en el campo malagueño, aguacate y mango, no deja de crecer en consumo. «Son los que más crecen después de los grandes como el plátano», ha asegurado.

«Nuestra fruta es la envidia de cualquiera, por su calidad. En el aguacate puede que haya otras procedencias que nos igualen, pero no así en el mango. Nuestro producto es mucho mejor, salvo que sea traído por avión, lo cual eleva muchísimo los precios. Por eso la demanda de nuestro mango es tan buena», ha señalado el gerente de Trops, Enrique Colilles.

Perder influencia

López sin embargo ha alertado de que si Málaga no crece y pierde peso en la producción de aguacate cabe el riego de que deje de tener influencia y que las empresas comercializadoras terminen instalándose en otras zonas. «Si no hay crecimiento en la producción de aguacate, a los comercializadores sólo nos quedará la importación como vía para poder abastecer a nuestros clientes y esa es una actividad que se puede desarrollar desde cualquier parte», ha declarado López, que ha pedido al propio consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez, que cuide y mime al subtropical malagueño.

Advertencia

La producción que si subirá en los próximos años es la de mango. Todo apuntan a que Málaga puede llegar a triplicar actual de esta fruta en no más de cuatro años. Los nuevos cultivos no cesan y esos árboles comenzarán a producir en una, dos o tres campañas. Aunque las cifras no están claras, en el supuesto de que la superficie de cultivo del mango alcance ya las 3.000 hectáreas y una hectárea produce unos 20.000 kilos, ello significa que de aquí a cuatro años la cosecha malagueña pueda llegar a superar los 60.000 toneladas.

Empresarios piden en Madrid al consejero de Agricultura que «cuide y mime el tropical»

Por este motivo, empresas como Trops llevan tiempo trabajando en la promoción de la fruta a nivel nacional para tratar de que aumenta el consumo en el mercado interior, donde todavía hay muchísimas personas que no la conocen. «Las condiciones de calidad con las que producimos son mejores que la de la competencia, pero sus precios son más bajos», ha manifestado Colilles, para quien es necesario pensar en variedades más tardías para alargar la campaña española, que apenas dura dos meses.

Por su parte, Páez ha considerado necesario ser más estricto en la planificación de la recolección. «Hay que hacer bien las cosas. Podemos competir en calidad y precio. Nuestra mango es mejor que el que viene por avión, que llega a costar hasta cinco euros el kilo», ha indicado Páez.

Según el responsable de Natural Tropic, la gran distribución española ha apostado esta campaña más que nunca por en mango nacional, lo que hay que agradecer teniendo en cuenta que países como Israel están alargando su campaña de esta fruta.

La participación del ‘agro’ malagueño en Fruit Attraction ha sido esta edición la mayor hasta ahora. Sin embargo, el resultado de los contactos mantenidos no se conocerá hasta dentro de unos meses.

Fotos

Vídeos