RECRECER EL PANTANO DE LA CONCEPCIÓN

Los esfuerzos para garantizar el suministro de agua no dejan de ser soluciones parciales mientras no se acometa la obra definitiva

BENJAMÍN FAULÍ SECRETARIO DE ASAJA MÁLAGA

El pasado 19 de julio fue clave. Según datos de la Consejería de Medio Ambiente, el volumen de agua embalsada en la presa de La Viñuela bajó de los 54,5 hectómetros y entró en fase de alerta por sequía al descender sus recursos hídricos acumulados por debajo de 54,5 hectómetros cúbicos, mínimo fijado para este mes en el Plan Especial de Sequía de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas. El 7 de agosto el volumen era de 51,29 hectómetros y es que en 20 días de verano se han consumido 3,21 hectómetros, por lo que seguimos con una media de algo más de 1,1 hectómetro semanal. De seguir a este ritmo, que es lo más probable, al final del año hidrológico habremos consumido otros 8,6 hectómetros, quedando la presa con un volumen acumulado de unos 42,7 hectómetros. Con estos datos podemos decir que nos queda agua para un año escaso.

Hace unos días recibimos con alborozo el anuncio de la obra que permitirá conectar los pantanos de La Concepción y La Viñuela en el plazo de cinco o seis años para afrontar futuras sequías en los municipios de la Axarquía. No estará disponible a corto plazo y costará unos 150 millones de euros cofinanciados por la Junta de Andalucía y Acosol. Pero esto sobre todo será una infraestructura que vendrá a mejorar la situación de la Costa del Sol Occidental y no devengará en réditos para la comarca de la Axarquía mientras no se recrezca la presa de La Concepción, obra demandada repetidamente por Asaja. Según plantea la propia Consejería, en el supuesto de que estos tramos estuvieran acabados y debido a la poca capacidad de almacenamiento, no podría transferirse un caudal superior a los 200 l/s, siempre que el estado de los volúmenes embalsados en La Concepción no fuera de prealerta o inferior, para no poner en riesgo el abastecimiento de la Costa del Sol Occidental. Concluye la Consejería que es preciso llevar a cabo la Conducción Marbella-Fuengirola, la conducción reversible Fuengirola-Málaga y sobre todo el recrecimiento del embalse de La Concepción mediante una nueva presa de forma que se pase de los 61,85 hm de capacidad a los 180 hm que se estiman necesarios según los estudios de regulación, tanto para garantizar la demanda de la Costa del Sol Occidental como para permitir las transferencias previstas hacia la Axarquía en volúmenes suficientes.

Todos los esfuerzos -aunque muchos con gran retraso, a pesar de la insistencia de Asaja Málaga ante el próximo agotamiento de nuestros recursos- que se están iniciando para garantizar el suministro, no dejan de ser soluciones parciales mientras no se acometa la obra definitiva.

Fotos

Vídeos