Productores estiman en un 25% las pérdidas de cosecha en el olivar de Málaga si sigue sin llover

UPA denuncia que hay olivos que se están secando. / SUR

UPApide ayudas para que los ganaderos de ovino y caprino puedan comprar forraje y piensos para el ganado al reducirse los pastos

AGUSTÍN PELÁEZ

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) Málaga, Francisco Moscoso, advirtió ayer de que si continúa sin llover el olivar de la provincia podría perder hasta un 25 por ciento de cosecha en esta campaña. La falta de agua ha provocado que la aceituna no haya alcanzado tamaño, algo que se ha dejado notar sobre todo en el verdeo. «El problema es que si no llueve en las próximas semanas habrá mucha aceituna que no sirva ni para aceite de oliva», señaló Moscoso, que dijo que ya hay olivos que se están secando debido a la sequía.

Según UPA Málaga, la sequía está produciendo consecuencias nefastas de forma generalizada para todo el sector agrario. En Málaga, según Moscoso, son los municipios de la comarca Norte, que dependen mayoritariamente el olivar, los que se encuentran en peor situación. «Muchos olivareros no han podido verdear para destinar la cosecha a aceituna de mesa debido a la falta de tamaño del fruto o a porque este está arrugado por la falta de agua. Pero lo que nos tememos es que si no llueve de aquí a 20 días parte de esa aceituna se caiga al suelo y no sirva tampoco para molino», señaló Moscoso.

Para el secretario general de UPA Málaga, la situación es tremendamente preocupante, incluso en el olivar de regadío, ya que los pozos han bajado notablemente de nivel y los agricultores no pueden ni siquiera regar.

La organización agroganadera ha solicitado a las administraciones diversas medidas para contrarrestar las pérdidas que están sufriendo los agricultores y ganaderos como la condonación de las tarifas de riego, la exención del IBI, reducir un 50% las cuotas de la Seguridad Social y establecer una moratoria para el pago de la mismas, a la vez que reducir los módulos fiscales. Asimismo reclama ayudas para el arranque y nueva plantación de los olivos y almendros que se han secado

Para UPA, otro de los sectores afectados es el ganadero, dada la pérdida total de los pastos. Esta situación está obligando a los mismos a tener que comprar forraje y piensos para alimentar al ganado e incluso a tener que contratar cubas de agua, elevando notablemente los costes de explotación. Por esta razón, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos Málaga pide que se establezcan ayudas para sufragar los gastos en forraje y piensos y la contratación de camiones cisternas para abastecer a sus rebaños.

Fotos

Vídeos