La producción andaluza de aceituna de mesa alcanza las 441.830 toneladas, un 4% más de lo previsto

La producción andaluza de aceituna de mesa alcanza las 441.830 toneladas, un 4% más de lo previsto

Málaga, entre las provincias donde la variación positiva ha sido mayor, con un 6% más y un total de 58.853 toneladas, según la Junta

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La producción final de aceituna de mesa, según el balance de la campaña 2017-2018 de la Junta de Andalucía, ha superado en la comunidad andaluza la previsión del aforo alcanzando las 441.830 toneladas, un 4% más de la cantidad estimada en un primer momento (422.330 toneladas). Algo similar ha sucedido en Málaga, donde el crecimiento ha sido el 6%, situándose la producción final en 58.853 toneladas, 3.553 más de las previstas en el aforo al inicio de la campaña 2017-2018 (55.300 toneladas). Para el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, la comunidad reafirma su preponderancia en el conjunto de España, al aportar un 79% de toda la cosecha nacional, que ha quedado fijada en 561.560 toneladas. La diferencia entre el aforo y la cosecha final tiene su origen, según la Agencia de Información y Control Alimentarios, en la recuperación de algunas fincas tras las lluvias acaecidas en el mes de octubre, sobre todo en las zonas cultivadas con variedades más tardías, de ahí que sean las provincias con mayor implantación de la hojiblanca (Cádiz, Granada, Málaga y Córdoba) las que presentan una variación positiva mayor.

En términos generales, según Sánchez Haro, en Andalucía se ha recogido un 10,4% menos de producción con respecto al curso 2016-2017, pero sólo un 2% menos si se toma como referencia la media de las últimas campañas, desde la 2010-2011. La tendencia, en el conjunto de España, es similar, aunque con un retroceso menos acuciado. El volumen de aceituna que ha entrado en las entamadoras de todo el país ha caído un 5,8% en comparación con el verdeo anterior. En este punto, cobran un mayor protagonismo la manzanilla, la gordal y la hojiblanca andaluzas, que, con un total de 424.070 toneladas, representan el 88% de la producción de estas variedades a nivel nacional (483.740 toneladas).

La campaña se ha caracterizado, según el consejero, por la “excelente calidad sanitaria” de la aceituna, ha registrado un ascenso del precio medio de la variedad hojiblanca hasta llegar a 0,63 euros por kilogramo, un 11% más que en el ejercicio anterior, con algunas operaciones puntuales incluso a 0,71 euros por kilogramo. Este “mejor comportamiento” se ha debido, ha expuesto el consejero, a que su maduración más tardía le ha permitido sortear las inclemencias ambientales y ha disminuido así el porcentaje de fruto arrugado. Distinto es el caso de la manzanilla y la gordal. La cotización de ambas, afectadas por los menores tamaños obtenidos, ha experimentado un suave descenso del 3%, en el caso de la primera, comercializada por 0,73 euros por kilogramo de media; y del 4%, en el de la segunda, con un valor de 0,62 euros por kilogramo.

La producción de Manzanilla, Gordal y Hojiblanca andaluza (424.070 toneladas) representa el 88% de la producción de estas variedades a nivel nacional y ha decrecido un 10,6% respecto a lo producido en la campaña precedente.

De Manzanilla se han recogido 121.470 toneladas, lo que representa un 37% menos que la campaña anterior y es un 23% inferior a la media 2010-2016. Los calibres mayoritarios han sido “finos” y las comarcas con los árboles menos cargados son las que han podido recolectar los mejores calibres.

La Gordal ha presentado en general un tamaño más homogéneo, pero inferiores a los más demandados por el consumidor, lo que se ha visto reflejado en el precio. Su recolección se hizo muy rápida. La producción ha sido de 47.140 toneladas, prácticamente igual a la campaña anterior, pero un 46% superior a la media de las últimas campañas.

La cosecha de Hojiblanca ha sumado 255.460 toneladas, lo que representa un crecimiento del 9% respecto a la campaña pasada y del 6% respecto a la media de las últimas 7 campañas. Por ser más tardía en su recolección, es la variedad que más se pudo beneficiar de las lluvias que hidrataron la arboleda, aunque cayeron con una distribución desigual que no benefició a todas las comarcas. A pesar de los precios, las fincas con mayor proporción de pequeños calibres se han destinado finalmente a molino.

Exportaciones

El ritmo de negocio con Estados Unidos, ya dentro del contexto proteccionista de la actual Administración Trump, ha registrado entre septiembre y diciembre de 2017 una caída del 1% en volumen y del 10% en valor. Como ha expuesto Rodrigo Sánchez, “vamos a vigilar muy de cerca” la evolución de las transacciones comerciales de aceituna de mesa ante los “desproporcionados e injustos aranceles impuestos por el país norteamericano desde el mes de noviembre y agravados en enero”. No en vano, en la campaña 2016-2017 este destino copó el 26,6% de las exportaciones de aceituna de mesa andaluza, que se elevaron, con Italia como segundo mejor cliente (13,4%), hasta las 370.659 toneladas, el 72,58% de toda la producción nacional que partió rumbo a los mercados internacionales en el pasado ejercicio.

Según la Junta, España sigue liderando a nivel mundial la producción y la comercialización de la aceituna de mesa. En la campaña 2016/17, produjo el 71% de la aceituna de la UE, lo que representa el 21% de la producción mundial, y protagonizó el 29% de las exportaciones mundiales. Andalucía, que ese año produjo el 83% de la aceituna entamada española, comercializó el 12% de toda la aceituna de mesa que se consumió en el mundo.

España exporta a 147 países, sumando los 10 primeros el 74% del volumen exportado y del valor. Respecto a la campaña anterior se ha incrementado un 4% el volumen de aceitunas exportadas por España, pero se ha reducido un 3% el valor de las mismas. Estado Unidos, Italia y Rusia son los principales destinos de las exportaciones nacionales, sumando el 41% del volumen y el 43% del valor exportado. Es destacable que Arabia Saudí haya incrementado un 21% sus importaciones respecto a la campaña anterior, pero sin apenas modificar el valor de lo exportado.

La producción de Andalucía se comercializa en 128 países, sumando los 10 destinos más importantes el 75% del volumen y del valor exportado. Respecto a la campaña anterior, prácticamente se ha exportado el mismo volumen de aceitunas, pero el valor ha descendido un 5%. Los principales destinos son Estados Unidos, Italia y Arabia Saudí, sumando estos tres países el 47% de la producción exportada y el 49% del valor de lo exportado. Se reproduce la casuística de Arabia Saudí, que incrementa un 22% el volumen de la aceituna andaluza que importa, pero apenas reembolsa un 1% más que en la campaña anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos