EL PRECIO SE RECUPERA

El exceso de producción de porcino en los principales países proveedores del mundo provocó hace año y medio una caída generalizada de los precios. En el caso de España, la caída llegó a 0,95 euros el kilo de cerdo vivo, frente a unos costes de producción de entre 1,12 y 1,15 euros el kilo, lo que supuso para los productores pérdidas medias superiores a los 10 euros por animal sacrificado. Actualmente, el kilo de cerdo vivo se cotiza a 1,43 euros.

Fotos

Vídeos