Málaga, cuna de las habitas 'baby'

Parcela dedicada a la producción de habas 'baby' en la comarca de Antequera. /SUR
Parcela dedicada a la producción de habas 'baby' en la comarca de Antequera. / SUR

La comarca de Antequera es uno de los pocos territorios productores de España

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La habita 'baby' no es el fruto de una variedad de especial. De hecho, es un haba verde, una planta herbácea, que se cosecha intencionadamente pequeña para poder destinarla a la conserva una vez elaborada con aceite de oliva virgen extra. Sólo son válidos aquellos granos o semillas que miden hasta doce milímetros de diámetro. El resto se desechan y se destinan a la congelación. La variedad de haba más frecuente es la «Reina blanca». En Andalucía existen dos fabricantes que se dedican a la elaboración de conservas de habitas en AOVE, Alsur, con sede en Antequera, y Mata, en la provincia de Jaén.

Por esta razón Málaga ha sido siempre una provincia en la que el cultivo de habas para la conserva ha tenido una gran importancia. De hecho, de los 8,6 millones de kilos de habas verdes que produjo el campo malagueño el pasado año, casi cinco se destinaron a la conserva. Según el balance agrario de Asaja Málaga correspondiente a 2017, este cultivo ocupó un millar de hectáreas en toda la provincia.

Sin embargo, es la comarca de Antequera donde tiene una mayor implantación, siendo además uno de los pocos territorios de España que más habitas 'baby' produce. El gerente de la conservera, José Jiménez, estima que este año prevé fabricar seis millones de kilos, uno más que el pasado año. «La crisis paró la demanda. Se trata de una conserva cara respecto a otros productos, pero la salida de la crisis ha vuelto a reactivar la demanda», ha declarado Jiménez.

Datos

6.000.000 kilos
es la producción que la empresa de conservas vegetales Alsur de Antequera prevé cosechar este año. La campaña comenzó en la provincia a mediados de marzo, aunque en esta ocasión el frío y la lluvia la han retrasado dos semanas.
350 hectáreas
de cultivo se dedica en al comarca de Antequera a la producción de habitas 'baby', lo que la convierte en uno de los territorio que más producción tiene a nivel nacional. Alsur ha sembrado este año unas 500 hectáreas. Dos terceras partes en Antequera y una tercera parte de la localidad sevillana de Lebrija, mediante acuerdos de compra con los agricultores de ambas zonas.

La conservera antequerana tiene capacidad para procesar entre 20.000 y 25.000 kilos cada hora, y hasta 300.000 kilos diarios. El problema sin embargo es que no hay producción suficiente. La firma malagueña tiene plantadas unas 500 hectáreas de habas verdes en Andalucía –la producción por hectárea oscila entre los 10.000 y 18.000 kilos–, dos tercios en la comarca de Antequera, y sólo una tercera parte en la localidad sevillana de Lebrija. El precio de la haba está en función de su tamaño. Así, cuanto más pequeño sea el grano mejor precio tendrá.

Frío y lluvia

Este año, debido al frío y la lluvia, la campaña de recolección se ha retrasado algo más de dos semanas respecto al año pasado. Por eso la cosecha no comenzó hasta finales de marzo. La recolección comenzó primero en la zona de Lebrija (Sevilla), que debido al clima suele ser más temprana, y unos 10 días después en Antequera.

Jiménez ha destacado que la campaña de recolección, que dura de entre 30 y 45 días, suele generar gran cantidad de mano de obra. Sólo Alsur puede requerir más de 2.000 personas durante la cosecha, que es totalmente manual y muy selectiva.

La zona norte de la provincia dedica a este cultivo más de 350 hectáreas con una producción de más de cinco millones de kilos

Al tratarse de habas 'baby' lo normal es que se recolecte una misma parcela varias veces. El producto se corta en función del tamaño y en el momento justo de maduración para conseguir la máxima calidad. Para conseguir un kilo de granos del tamaño idóneo hacen falta alrededor de 10 kilos de vainas. Esto hace que se generen casi 11.000 jornales por hectárea durante la campaña.

El mercado de las habas 'baby' es fundamentalmente nacional, ya que aunque son conocidas en España, no lo son tanto en el mercado exterior. Según Jiménez, Alsur es pionera en la elaboración de este producto y tiene la ventaja de tener la fábrica justo al lado de los campos de producción. «Tenemos que fabricar mucho en muy poco tiempo, pero garantizamos el máximo sabor sin renunciar a la frescura. Desde la recolección hasta que llegan a la fábrica no han pasado más de dos horas», asegura Jiménez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos