La Junta acusa al Gobierno central de «maltratar» a los cultivos estratégicos de Málaga

La Junta acusa al Gobierno central de «maltratar» a los cultivos estratégicos de Málaga

Ruiz Espejo y Javier Salas aseguran que la provincia pierde 12 millones de euros cada año con la PAC y que la reducción de los módulos del IRPF no atiende la demanda de los agricultores

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga y el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, José Luis Ruiz Espejo y Javier Salas, respectivamente, han acusado hoy al Gobierno central de «maltratar» y «castigar» a Andalucía y al campo malagueño, primero con el reparto realizado en su día de la nueva Política Agraria Común (PAC) y segundo con la reducción de los módulos del IRPF a cultivos estratégicos de Andalucía y de la provincia de Málaga, lo cual supone un «castigo del Gobierno del PP a nuestro sector agrícola y ganadero al no atender unas demandas justas que habían planteado». Según Ruiz Espejo, los agricultores y ganaderos malagueños han dejado de percibir entre 10 y 12 millones de euros anuales desde la entrada en vigor de la actual PAC (2015-2020), debido a que Andalucía resultó perjudica en el reparto de los fondos realizado por el Gobierno. «Hemos pasado de percibir entre 92 y 90 millones anuales a unos 80 cada año», ha dicho Ruiz Espejo.

Por su parte, Salas ha recordado que la Junta de Andalucía había planteado al Gobierno central una minoración de la carga impositiva a los agricultores de Andalucía basado en los informes técnicos que han realizado los agricultores acreditando las pérdidas en la última cosecha como consecuencia de la sequía. «Y la respuesta del Gobierno de Mariano Rajoy ha sido una vez más que no», según ha explicado. «Una vez más queda demostrado que los intereses del Gobierno central no son los intereses de los agricultores y ganaderos de Andalucía y Málaga» ha destacado Salas.

El delegado territorial de Agricultura ha manifestado que es «vergonzante» que el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, «presuma de una presunta rebaja de 115 millones de euros en los impuestos a los agricultores y ganaderos de la comunidad, cuando esto apenas supone el 19,8% de los 580 millones de euros de ahorro que se estima para el sector en toda España, cuando la renta agraria andaluza representa el 35% del total nacional».

Para Salas, el Gobierno central no ha tenido en cuenta la situación del olivar, donde, ante las bajas temperaturas de febrero y la escasez de lluvias en otoño, se apuntaba la necesidad de una reducción del índice desde 0,26 a 0,18 para toda Andalucía, «algo que sólo se ha concedido para la provincia de Jaén, pero no en la provincia de Málaga que tiene un sector del olivar de gran importancia».

En cuanto a la aceituna de mesa de Sevilla y Málaga, Salas ha dicho que se ha llegado hasta el 0,18 y no hasta el 0,15 que se solicitó desde la comunidad andaluza. En cuanto al almendro, según el delegado territorial, no se da cobertura a las circunstancias excepcionales padecidas por Córdoba, Sevilla, Málaga y Jaén (salvo los municipios de Quesada, Pozo Alcón y Huesa, afectados por incendios); y en el caso de los tropicales, la atención se limita al aguacate de Málaga.

Sobre el reparto de los fondos de la PAC en Málaga, Ruiz Espejo ha manifestado que la Junta de Andalucía ha realizado un nuevo anticipo de las ayudas de la Política Agraria Común por valor de 6,1 millones de euros que beneficia a un total de 11.000 agricultores y ganaderos de la provincia de Málaga. Este nuevo anticipo corresponde fundamentalmente a las líneas de ayudas del Pago Básico (2,7 millones de euros), Pago Verde a prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente (1,4 millones), ayudas a las explotaciones de ovino (970.000 euros) y ayudas a las explotaciones de caprino (821.000 euros), junto a otras líneas.

Este último pago también contempla anticipos de menor cuantía a otras líneas de ayudas como el pago a jóvenes agricultores, ayudas a cultivos de arroz, proteicos, frutos de cáscara y algarrobas, explotaciones de vacas nodrizas, vacuno de cebo y vacuno de leche, entre otros conceptos.

El delegado del Gobierno andaluz ha subrayado que con este nuevo pago la Junta de Andalucía ya ha abonado un total de 77,9 millones de euros correspondientes al anticipo de las ayudas europeas de la Política Agraria Común destinada a los agricultores y ganaderos de la provincia de Málaga, lo que significa que ya han sido pagadas el 92% de las ayudas que recibe la provincia de Málaga en la campaña 2017.

Ruiz Espejo ha recordado que Andalucía lleva ya una década anticipando el pago de estas ayudas con el objetivo de «mejorar la liquidez financiera del sector agrario». De este modo, ha añadido, «se permite que los agricultores y ganaderos puedan disponer de estos incentivos antes del periodo reglamentario de pago».

Se trata, según ha explicado el delegado del Gobierno, de «facilitar el camino al agricultor y al ganadero para que puedan centrarse en su actividad». Por ello, «la Junta de Andalucía ha reforzado esta tendencia, mejorando la efectividad, a través de nuevas herramientas de información sobre las ayudas a disposición del agricultor, para quien la Administración y sus recursos han de ser transparentes», ha añadido Ruiz Espejo.

En cuanto a la campaña de ayudas de 2018, el delegado del Gobierno ha indicado que ya han sido recibidas un total de 13.000 solicitudes en la provincia de Málaga y que aún quedan dos semanas de plazo para la presentación de las mismas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos