INNOVACIÓN Y FALTA DE AGUA

AGUSTÍN PELÁEZ

El 'agro' se ha convertido en motor de la economía. La modernización experimentada por el sector agrícola y ganadero es enorme. Se apuesta de manera constante por nuevos cultivos. Más resistentes a plagas y enfermedades y más productivos. Málaga tiene la gran suerte de contar con importantes centros dedicados a la investigación agraria. De un lado, La Mayora, en Algarrobo, y de otro, el Ifapa en Churriana. Sus aportaciones al sector son incuestionables. Sin embargo, aún estamos lejos de otras provincias en el contexto andaluz. En Almería existen 12 centros de investigación hortícolas que han puesto en el mercado más de 2.000 nuevas variedades de plantas. Las administraciones públicas y el propio sector deben seguir apostando por la innovación con más inversión en I+D+i, sobre todo en una tierra, como es Málaga, que gracias a su clima es el único territorio de Europa, junto con la costa granadina, donde es posible producir frutas tropicales. El problema es la falta de agua. Tras cuatro años con precipitaciones por debajo de la media histórica, hay zonas que ya están en alerta de sequía, aunque todavía no se han decretado las primeras restricciones. La cuestión es si, como hasta ahora, nos limitamos a esperar a que llueva o por el contrario invertimos para traer recursos excedentarios y aprovechamos el envidiable potencial 'agro' que tiene Málaga. La respuesta corresponde al sector y a las administraciones públicas.

Fotos

Vídeos