FUTURO INCIERTO

AGUSTÍN PELÁEZ

Este año ha habido menos olas de calor que el anterior. Sin embargo, la amenaza de que al finalizar el año hidrológico la Junta de Andalucía declare el estado de sequía en comarcas como las del Guadalhorce y Axarquía toma cada vez más fuerza. El principal pantano de la provincia, el de La Viñuela, ha cruzado este verano el umbral de sequía después de dos años consecutivos en situación de prealerta debido a la falta de precipitaciones. Los productores de frutas subtropicales de la comarca oriental malagueña no quieren pensar en lo que supondría para sus cultivos -aguacates y mangos- el establecimiento de restricciones si finalmente la lluvia no llega y se decreta la sequía, sobre todo después de llevar años reclamando medidas dirigidas a dotar de recursos hídricos al sector y aprovechar los excedentes de otras cuencas de la misma provincia.

La impresión generalizada entre los agricultores es que no se han hecho inversiones para solucionar la falta de garantía de agua. Esto es el trasvase de recursos hídricos desde las cuencas donde más llueve hasta las que menos lluvias registran. El sector subtropical malagueño, que se concentra sobre todo en la comarca oriental malagueña, necesita un mínimo de 20 hectómetros cúbicos anuales, e insiste en que el río Verde ha vertido este año al mar más 50 Hm3 debido a la falta de capacidad del embalse de La Concepción. Así las cosas, el campo malagueño ve con incertidumbre el futuro. Se queja de la falta de inversiones y de que los grandes proyectos como la nueva presa de La Concepción o el túnel para trasvasar agua del Genal al río Verde no avanzan, como tampoco avanza la desaladora de la Axarquía o el trasvase de Iznájar a la comarca de Antequera.

Fotos

Vídeos