¿CÓMO FUNCIONA?

Para los ecologistas es cancerígeno y hay que eliminar este herbicida. Los agricultores en cambio lo defienden. En el campo resulta eficaz y barato. En 1970, el químico John E. Franz descubrió sus aplicaciones para la agricultura. Hasta su comercialización se usaban herbicidas específicos para cada planta. El nuevo producto permitía su uso masivo para eliminar las malas hierbas sin afectar al cultivo principal. El glifosato lo comenzó a comercializar la compañía Monsanto en 1974 bajo el nombre de Roundup. La patente comercial acabó en 2000, año en el que otras empresas empezaron a fabricarlo. Se pulveriza sobre las hojas y tallos. Inhibe la ruta de biosíntesis de algunos aminoácidos esenciales para la vida de la planta. En España, donde es el más utilizado, como en el resto del mundo, se emplean al año más de 3.000 toneladas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos