La fruta del monje, una planta china, es la nueva alternativa al azúcar

La fruta del monje es apta para diabéticos. /SUR
La fruta del monje es apta para diabéticos. / SUR

De la familia del pepino y la calabaza, su elevado coste hace que no sea muy consumida

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los edulcorantes sintéticos y otros naturales como la estevia están desplazando cada vez más al tradicional azúcar refinado, ya sea de remolacha o de caña, que cada día tiene más enemigos. En este movimiento en búsqueda de endulzantes alternativos ha irrumpido con fuerza la fruta del monje, una planta originaria de China que tiene un poder endulzante hasta 300 veces mayor y ninguna caloría. De esta forma, es apta para diabéticos y personas que tengan que controlar su alimentación.

La fruta del monje ('siraitia grosvenorii') es una planta herbácea trepadora nativa del norte de Tailandia y del sur de China. La planta se cultiva por su fruto, que es del tamaño de un limón grande y su extracto es hasta 300 veces más dulce que el azúcar, razón por la cual se utiliza en China como un edulcorante sin calorías y como una herramienta para tratar algunas enfermedades. En China también se le conoce con el nombre de 'Luo han guo'.

Sin embargo, su elevado coste sigue siendo su principal inconveniente. Un envase de 400 gramos cuesta 250 euros, debido al complejo procedimiento para extraer su jugo. En 1995, la multinacional Procter and Gamble patentó un proceso para eliminar la mayor parte del peculiar sabor de esta fruta, pero conservando su dulzura.

La fruta del monje es el edulcorante más caro en el mercado, costando casi dos veces más que los productos de estevia. Hay varias razones del porqué la fruta del monje es tan costosa. La planta tarda mucho en dar frutos, para sólo un poco de endulzante, y el proceso industrial de refinamiento también aumenta sus costes. Además de esto, por una ley de 2004, China prohíbe que las semillas de fruta del monje, o material genético necesario para propagarla, salgan del país.

Además de su potencial para endulzar sin calorías, su extracto ayuda a bajar el colesterol, los triglicéridos y el azúcar en la sangre, mejora la función del hígado y reduce los síntomas de ciertas alergias y asma. Puede utilizarse para cocinar y hornear ya que no pierde sus propiedades.

Temas

China

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos