España, uno de los tres grandes productores de uvas sin pipas

España, uno de los tres grandes productores de uvas sin pipas

Murcia concentra el 90% de la producción nacional de esta fruta sin semilla

AGUSTÍN PELÁEZ MÁLAGA.

Los productores están invirtiendo en uvas sin pepitas porque cada vez tienen más demanda. Actualmente, estas variedades poseen una cuota de mercado del 30% en España. Las uvas sin semilla iniciaron su historia de forma intensiva hace 20 años en California (Estados Unidos), aunque siempre han existido.

En Europa, España es uno de los grandes productores de uvas sin pipas, destacando especialmente la región de Murcia, que concentra el 90% de la producción nacional. También se encuentran en el podio de grandes productores de uvas sin semilla Italia y Grecia.

Según las estimaciones, en la campaña 2016-2017 se cosecharon 1,7 millones de toneladas, con Italia a la cabeza de la producción, con cerca de un millón de toneladas, seguida de España y Grecia, con 290.000 y 281.030 toneladas, respectivamente.

En la campaña 2016-2017 se cosecharon 1,7 millones de toneladas con Italia a la cabeza, seguida de España y Grecia

Sin embargo, según la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas, Uva de Mesa y Otros Productos Agrarios (Apoexpa), los países mediterráneos no son los que más consumen las uvas sin pipas. De momento, las uvas sin pepitas solo significan el 10% de las que se comen en España. Las uvas de siempre siguen siendo las que mandan, aunque en otros países europeos como Alemania la proporción ya está al 50% para cada tipo. En los países bálticos el 80% son sin pepitas, mientras que en Reino Unido son casi todas. En Estados Unidos también es la variedad dominante.

Más populares

Desde Apoexpa se considera que las uvas sin pipas tienen cada vez más popularidad, como está pasando como con las sandías, que cada vez son más difíciles de encontrar con pepitas. Por este motivo, el colectivo no descarta que dentro de no mucho tiempo haya más uva sin pepitas que con pepitas en la Nochevieja.

En España, la mayor parte de la uva de invierno con y sin pepita se produce en el sudeste español, el sur del Levante y Murcia. Precisamente, las variedades sin semilla (apirenas) son las que más crecen, frente a otras variedades tradiciones con pepitas clásicas como la dominga o la napoleón.

Una de las variedades más conocidas durante estos meses es la 'aledo' de Vinalopó (Alicante). Esta uva se caracteriza por su embolsado, una práctica agrícola con la que se consigue que la fruta tenga una piel más fina. El sistema de embolsado demora la maduración. Es una de las incluidas en Denominación de Origen Protegida Vinalapó y es una variedad blanca como la italia o ideal, rosetti, victoria, dominga y doña maría, todas aptas para ser protegidas por la DOP.

El valle de Vinalopó es un valle en el interior de Alicante con unas condiciones climáticas únicas. Es la tierra donde se produce la variedad de uva de mesa más tardía de España. El territorio lo componen siete localidades (Aspe, Monforte del Cid, Agost, Novelda, La Romana, Hondón de las Nieves y Hondón de los Fraile) y se producen más 40 millones de kilos por temporada. Todas ellas integran la Denominación de Origen.

La Región de Murcia es una de las grandes productoras a nivel nacional de uva de mesa. Dedica a este producto una superficie de cultivo de 5.700 hectáreas y produce unas 185.000 toneladas anuales, la mitad de ellas de uva sin semillas.

En Málaga la producción de uva se concentra en verano y en su mayor parte tiene como destino la vinificación (en torno a unos 3,5 millones de kilos), mientras que sólo unas 800 toneladas son de mesa. El viñedo en la provincia ocupa unas 3.800 hectáreas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos