La creciente demanda del tropical lleva al sector a mejorar sus instalaciones

Productores de subtropicales y alcaldes malagueños en el expositor de Frutas Reyes Gutiérrez en la última edición de Fruit Attraction. /A. P.
Productores de subtropicales y alcaldes malagueños en el expositor de Frutas Reyes Gutiérrez en la última edición de Fruit Attraction. / A. P.

Reyes Gutiérrez, que produce y comercializa frutas subtropicales, anuncia un plan de inversión de tres millones para ampliar sus sedes

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Las perspectivas de crecimiento del sector de subtropicales no pueden ser más favorables. En parte, gracias al crecimiento en Europa del consumo de las dos principales frutas que se cultivan y producen en Málaga: el aguacate y el mango. Tanto es así que las empresas malagueñas especializadas en la comercialización de ambos productos y sus procesados, principalmente el guacamole –salsa de aguacate–, no dejan de adaptarse para afrontar la creciente demanda del mercado. Esa misma demanda está obligando a las mismas a tener que recurrir a la importación de fruta de otros países para poder continuar abasteciendo a sus clientes, una actividad que ya representa más del 50% de la facturación de las principales firmas comerciales malagueñas.

Ante esta radiografía del sector, empresas como Frutas Reyes Gutiérrez, que este año prevé cerrar con una facturación récord de unos 75 millones de euros (45 de Reyes Gutiérrez España, 20 de Reyes Gutiérrez France y más de 10 millones de Avomix), ha puesto en marcha un plan para adaptar sus instalaciones al aumento de la demanda y de la producción de frutas como el mango, que en unos años puede llegar a triplicarse en la comarca de la Axarquía. El grupo empresarial facturó en 2016 la cifra de 65 millones de euros.

Sigfrido Fruit estrenará nueva sede antes de diciembre

Sigfrido Fruit, otra joven empresa del sector subtropical, prevé estrenar antes de final de año una nueva sede en el Parque Tecnoalimentario de la Axarquía, proyecto en el que invierte más de 1,5 millones de euros. Las nuevas instalaciones de esta empresa se levantan sobre una superficie de 4.357 metros cuadrados, cuya reserva de suelo se efectuó hace ya un año, por un precio de compraventa de 776.000 euros.

En sólo cuatro años la compañía que dirige Sigfrido Molina ha multiplicado sus volúmenes comerciales. Actualmente, la firma con sede en la Axarquía vende más de 2,5 millones de kilos de fruta al año y se ha hecho un hueco en el sector de las tropicales.

Sigfrido, que es también productora de frutas, ha redirigido su por variedades e el caso del mango como Keitt, que le permiten alargar la producción nacional. Asimismo, ha adquirido una nueva finca de 10 hectáreas con el objetivo de ir incrementando la producción propia de aguacates.

La empresa de subtropicales cerró el ejercicio de 2016 con 8,4 millones de euros en ventas y espera acabar el actual con una cifra superior a los 11 millones de euros.

Según el gerente del grupo Reyes Gutiérrez, Juan Antonio Reyes Gutiérrez, el plan de crecimiento de la empresa prevé una inversión de más de tres millones de euros sólo en 2018. Con esta inversión la compañía pretende acometer la ampliación de las instalaciones de Reyes Gutiérrez en Vélez y de su filial Avomix, dedicada a la elaboración de productos procesados, en el Parque Tecnoalimentario de la Axarquía, dotando a ambas de nuevos equipos y maquinaria de última generación.

Paralelamente, la empresa ha apostado por ampliar su actual superficie de cultivo adquiriendo una nueva finca para la producción de aguacates de 16 hectáreas. Con la compra de esta finca Reyes Gutiérrez cuenta ya con 50 hectáreas en producción. Asimismo, la compañía acaba de poner en marcha un vivero con 150.000 plantas en Torre del Mar.

Producción nacional

«Falta producción nacional. Nuestras frutas con muy valoradas en los mercados y es necesario que mantengamos un nivel alto de producción. De hecho, es imprescindible que desde las administraciones se comiencen a dar pasos en la línea de llevar el agua a nuevas zonas potenciales para el cultivo que hoy son de secano», señaló Reyes Gutiérrez.

El grupo prevé duplicar su producción de guacamole y alcanzar 20 millones de tarrinas

La empresa veleña prevé cerrar el año con una facturación récord de 75 millones de euros

De los tres millones de inversión previstos por Reyes Gutiérrez, la mitad tendrán como destino la ampliación de las actuales instalaciones en el municipio veleño y la compra de nueva maquinaria de calibrado de aguacate y mango, y cámaras frigoríficas. «Nuestro objetivo es ampliar la sede actual con 2.000 metros cuadrados más», explicó su gerente. Actualmente Reyes Gutiérrez cuenta con 22.000 metros cuadrados entre oficinas, laboratorios, almacén, muelles, cámaras frigoríficas y de maduración, zonas verdes y campo experimental de ensayo.

«Según nuestras previsiones, en la próxima campaña de mango puede superar los 40.000.000 kilos en la Axarquía, si la climatología no afecta a los cultivos y debemos estar preparados para poder afrontar ese crecimiento. Actualmente, tenemos capacidad para atender unas 60 toneladas diarias de esta fruta, pero nuestro objetivo es aumentar hasta las 100 toneladas. Con el aguacate sucede lo mismo, el objetivo es pasar a las 120 toneladas diarias. Por ello necesitamos más espacio, cámaras y maquinas de calibrado», ha explicado Reyes Gutiérrez.

Salsa de aguacate

En el caso de Avomix, también perteneciente al Grupo Reyes Gutiérrez, la empresa prevé acometer una nueva ampliación de 1.600 metros cuadrados. Esta firma se encuentra enclavada desde 2015 en el Parque Tecnoalimentario de la Axarquía. La planta de Avomix supuso una inversión de 3,8 millones de euros. Sin embargo, dos años después, ya se le ha quedado pequeña. De ahí que la compañía tenga en proyecto ejecutar una nueva ampliación para dotar a la empresa de nuevas salas de tratamiento y fabricación, cámaras de maduración, refrigeración y congelado. Es precisamente en este proyecto en el que el grupo empresarial quiere invertir otro millón y medio de euros.

Según Juan Antonio Reyes, Avomix dedica el grueso de su actividad a la elaboración de salsa de aguacate (guacamole) y salsa de tomate, aunque también elabora zumos naturales.

Tras el acuerdo alcanzado hace un año con Lidl España para abastecer de guacamole a sus supermercados en el territorio nacional, la empresa dio un salto cualitativo pasando a elaborar casi 10 millones de tarrinas al año.

Sin embargo, Avomix prevé duplicar la producción de esta peculiar salsa después de que haya ampliado el acuerdo de suministro con Lidl a las tiendas de la cadena en los 27 países de la Unión Europea. «Esto puede significar que alcancemos los 20 millones de tarrinas y necesitamos más espacio y más equipos para poder atender la demanda», ha señalado Reyes Gutiérrez, que ha recordado trabaja con tecnología de última generación , como es el sistema de alta presión (HPP), un proceso innovador que mantiene los zumos y salsas frescos y libres de bacterias sin el calor de los procesos de cocción y pasteurización del modelo tradicional.

La alta presión permite a la empresa elaborar productos sin conservantes que se mantienen frescos durante una vida útil de hasta 45 días, respetando los sabores y la calidad nutricional de las frutas que utilizan para fabricar sus zumos y salsas.

Fotos

Vídeos