Aceites malagueños de oliva con sello muy particular

Diferentes partes del proceso de producción del aceite de oliva virgen extra, que posteriormente se llevan los productores./Salvador Salas
Diferentes partes del proceso de producción del aceite de oliva virgen extra, que posteriormente se llevan los productores. / Salvador Salas

Cada vez más olivareros acuden a almazaras para obtener el AOVE fruto de su propia cosecha

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

No es necesario tener una almazara en propiedad para poder elaborar aceite de oliva para toda la familia. Basta con llevar la cosecha de aceituna anual o parte de ellas a una fábrica y llevarse el aceite debajo del brazo. No se trata de una costumbre nueva, aunque sí está viviendo un resurgir. Este sistema de elaboración se denomina maquila y consiste en moler tus aceitunas para obtener tu propio aceite. A cambio la fábrica cobra una cantidad en función de los kilos que se muelen. Sin embargo, no todas las almazaras están abiertas a este sistema.

Una de las almazaras malagueñas que han convertido este método en uno de sus pilares económicos es Aceites Molisur de Alhaurín el Grande. Lleva 15 años haciendo aceite a los olivareros que así se lo solicitan. El único requisito que impone esta empresa familiar es moler como mínimo 550 kilos de aceituna. «No es por gusto. Es una exigencia de la maquinaria que tenemos», explica el director Comercial de la firma, Adrián Tirado.

La empresa Molisur lleva ya tres semanas moliendo a productores de toda la provincia parte de su producción para hacerles su propio aceite

Esta tradición ha vivido un gran impulso desde el fin del ‘boom’ del ladrillo, debido en parte a que muchas familias han recuperado sus olivos, antes abandonados. De hecho, cada vez son más los olivareros que quieren que se les elabore su propio aceite, no para vender, sino para consumo propio. «Ha habido años de tanta producción de aceituna que hemos tenido listas de espera de hasta 50 personas y colas de personas a la entrada de la fábrica. Actualmente, estamos dando cita para una semana y media. Nos adaptamos a lo que nos piden nuestros clientes», explica Tirado.

En dos horas está listo

Según esta firma malagueña, que invierte 2,5 millones de euros en unas nuevas instalaciones, los olivareros tienen incluso la posibilidad de dejar parte de la producción que quieren moler hasta tanto no culminan de recoger toda la aceituna que necesitan. «Ese es un servicio que también prestamos, pero lo más importante de todo es que en dos horas se pueden llevar su aceite, a la vez que pueden seguir todo el proceso de fabricación», señala.

Salvador Salas

Molisur cuenta actualmente con una cartera de 5.000 clientes de 50 pueblos de la provincia y otras partes de Andalucía, y muele mediante el sistema maquila unos tres millones de kilos de aceitunas al año. «Empezamos en septiembre, posiblemente antes que ninguna otra almazara, y finalizamos en enero. A la gente le gusta poder llevarse a su casa el aceite elaborado con sus aceitunas», destaca Tirado.

Según el directivo de esta empresa de Alhaurín el Grande, sus instalaciones están preparadas para moler la producción de ocho personas diferentes cada 15 minutos. Además dispone de una plantilla de 25 personas, cuando lo normal es que una fábrica funcione con apenas cinco trabajadores, lo que les permite, según Tirado, ofrecer un servicio personalizado.

Debido a la sequía, los productores han adelantado este año la elaboración de aceite. «Las primeras que estamos moliendo son de la variedad manzanilla porque no están teniendo calibre para aceituna de mesa y los olivareros la traen al molino», explica.

«Hay personas que prefieren moler la aceituna todavía verde para obtener aceites con más polifenoles. El resultado es un aceite que pica y amarga, valores de se aprecian como cualidades positivas de un buen aceite de oliva virgen extra», explica Adrián Tirado.

La mayoría de las almazaras malagueñas no han comenzado aún la molienda. Finca La Torre, que es una de las primeras en comenzar a moler, no lo hará hasta el 25 de octubre. Esta almazara, cuyo AOVE ha obtenido cuatro premios Alimentos de España consecutivos, ha convocado un acto para ese día con el que da el pistoletazo de salida a la cosecha.

Por su parte, Molisur se encuentra inmersa en un importante proyecto de modernización que incluye la ejecución de unas nuevas instalaciones que contarán con 30.000 metros cuadrados de superficie, de los cuales 6.000 albergarán la nueva almazara. Con este proyecto, la compañía pretende ampliar su producción hasta el medio millón de litros anuales gracias a una tercera línea de producción que entrará en funcionamiento a pleno rendimiento.

Durante la campaña de elaboración de aceite la firma trabaja las 24 horas del día de lunes a domingo, de manera que tras moler a los clientes que quieren su propio aceite, trabajan en la elaboración de su propio producto. El proyecto de ampliación incluye asimismo aulas de formación, para catas y degustaciones, un centro de interpretación del olivo y un jardín mundial con más de 200 variedades de olivos de todo mundo y ejemplares centenarios que será único en la provincia en una apuesta clara de Aceites Molisur por el oleoturismo como nueva línea de negocio.

Molisur obtuvo el mejor Aceite de Oliva Virgen Extra frutado verde medio de la cosecha 2016-2017 de la Diputación de Málaga. Asimismo la firma italiana Pieralisi, líder mundial en la fabricación de maquinaria oleícola, también premió a Molisur en Expoliva 2017.

La producción andaluza será un 10% menor esta campaña

Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía ha estimado que la cosecha oleícola de la campaña 2017-2018 será, al menos, un 10% inferior a la actual, en la que se han obtenido 1.052.054 toneladas en Andalucía y 1.282.028 a nivel nacional. Aunque este estudio es anterior al mes de julio, por provincias arroja descensos en Jaén, Granada y Sevilla, mantenimiento en Córdoba e incremento en Málaga. Concretamente, en la principal productora, Jaén, se estima un descenso del 20% respecto a las 503.538 toneladas de la campaña 2016-2017. Por su parte, en Córdoba se espera mantener la cifra de este ejercicio, en torno a las 270.000 toneladas. En Granada se prevé una disminución de entre el 25% y el 30% con respecto a las 108.557 toneladas de la presente campaña. En Sevilla se prevé un descenso de sólo el 5% sobre las 96.295 toneladas de este año en la campaña 2017-2018. Finalmente, de cumplirse esta primera estimación, Málaga recogerá un 30% más que las 46.836 toneladas del último ejercicio. La Junta dará su avance de producción en los próximos días.

Fotos

Vídeos