Diario Sur

El porcino se recupera tras un inicio de año por los suelos

Lo que suceda de aquí a final de año puede resultar decisivo para el sector porcino español. El ejercicio comenzó con una importante caída de precios, que situó las cotizaciones del cerdo por debajo de costes, debido al exceso de cabezas en Europa. Por fortuna, los precios han vuelto a repuntar en España, lo que ha llevado a los productores a respirar con alivio. No obstante, el sector no oculta su preocupación por el aumento de la cabaña en los últimos meses en Estados Unidos y China.

El gigante asiático se ha convertido en uno de los grandes destinos de la carne de cerdo europea. Sin embargo, China está reorientando su producción y ello preocupa al mercado.

España no se salva de esta preocupación, donde el modelo de producción ganadera está separada de la industria. Lo que esta favoreciendo al sector nacional es que mercados como el asiático hayan puesto su punto de mira en la industria cárnica estadounidense.

Las exportaciones de carne de porcino de la UE podrían alcanzar en 2016 un nivel récord de 2,7 millones de toneladas, lo que representa un crecimiento anual del 24%, gracias al incremento de los envíos a China, según un estudio sobre las perspectivas de los mercados agrícolas y ganaderos de la Comisión Europea.

Desde que entrara en vigor el veto ruso, el gigante chino se ha convertido en uno de los grandes destinos de la industria cárnica del porcino español.