Diario Sur

AFORO DEL ACEITE DE OLIVA

Los datos del Aforo de Aceite de Oliva y Aceituna de Mesa fueron presentados a final de octubre por la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Carmen Ortiz, estimando la producción malagueña para la campaña 2016-2017 en 50.900 toneladas de aceite (1.108.400 toneladas para Andalucía y, 1.350.000 para España).

La campaña de este año a nivel andaluz será un 0,8% inferior a la del año pasado, pero un 8,6% mayor que la media de las últimas cinco campañas. En Málaga, la campaña 2016-2017 se prevé un 29% menor que el año pasado. De confirmarse estos datos, que todo apunta a que sí, Asaja Málaga tiene preparada una solicitud de rebajas fiscales para los olivareros malagueños, al igual que ocurrió la campaña pasada. En este caso somos casi los únicos, pues el resto de principales provincias productoras esperan cosechas iguales o superiores a la del año pasado.

Con respecto a los precios, Asaja-Málaga confía en que resulte beneficioso a la hora de comercializar nuestro aceite el hecho de que se prevé un importante descenso en la producción de otros países, como Italia, Grecia Túnez. De hecho, la estimación de producción mundial el COI la estima en 2.918.000 toneladas de aceite, lo cual debe dar tranquilidad al mercado.

Una vez finalizada la campaña anterior de aceituna de mesa, la cosecha de la presente comenzó a finales de septiembre dentro de un pesimismo generalizado. No había llovido y los compradores no estaban dispuestos a pagar el precio al que terminó la cosecha pasada. Al final ha ocurrido lo que el año pasado, los compradores han visto que les iba a faltar producto y han elevado el precio. Esto ha sucedido cuando la campaña de variedad Manzanilla estaba casi terminada, con lo cual las últimas lluvias, aunque abundantes en esa zona, no han contribuido a mayores entregas, con lo que sólo queda llenar los almacenes con Hojiblanca, ya que la cosecha de carrasqueña este año es escasa. Las necesidades del mercado cada año son mayores sobre todo para exportación, cantidad que se incrementa año a año. A pesar de esto no se está pudiendo recoger todo lo esperado, pues en la provincia la sequía era más grave y las últimas lluvias han sido más escasas, pero una campaña que se preveía corta, se está alargando y si se detiene es por el alto porcentaje de morado que presenta el fruto a estas fechas. La variedad Aloreña, que se produce sólo en Málaga, aparte de los problemas de sequía, ha tenido un daño en amplias zonas provocado por la mosca del olivo, por lo que la cosecha será muy corta, aunque suficiente para atender el mercado.