Diario Sur

Un sistema desconocido y sin calado entre los agricultores malagueños

La Agricultura de Conservación (AC) es una absoluta desconocida en Málaga, teniendo en cuenta que no tienen implantación. Según la encuesta sobre superficies y rendimientos de cultivos (ESYRCE 2015), en España se cultivan en siembra directa 619.373 hectáreas (8,3% de la superficie) de los cultivos herbáceos analizados, principalmente cereales, girasol y forrajeras. En Andalucía la superficie es de 104.723 hectáreas (9,9%). Respecto a la implantación de cubiertas, otro requisito de la AC, esta se realizó en 1.275.888 hectáreas, un 25,7% de la superficie dedicada a cultivos leñosos. En el campo andaluz el porcentaje es mayor, un 38,9% de la superficie (741.959 hectáreas con cubiertas).

Para el técnico de la Asociación Española Agricultura de Conservación Suelos Vivos, Manuel Gómez, en Málaga la AC es factible y necesario que comience a practicarse, «ya que en un porcentaje apreciable de las explotaciones las pendientes de las laderas son elevadas y es en estos casos donde el riesgo de erosión es mayor y por tanto se hace más necesaria la implantación de cubiertas en las calles».

Para Gómez, el sistema agrario de la AC requiere un cambio de mentalidad por parte de los agricultores. «Igual que cuando cambiamos a un cultivo informarnos y formarnos», indica.

Según señala, la agricultura es una actividad económica en la que cada vez es más necesario conocer herramientas y técnicas para desarrollarla, tanto económica como medioambiental y socialmente, y lograr que sea también más sostenible en el tiempo.