Diario Sur

La localidad alicantina de Pego rescata el cultivo del arroz 'bombón'

Miembros de Asaja 
Alicante y arroceros
 celebran la cosecha de 
arroz 'bombón'. ::  sur
Miembros de Asaja Alicante y arroceros celebran la cosecha de arroz 'bombón'. :: sur
  • VARIEDADES TRADICIONALES

  • Se trata de una variedad autóctona y exclusiva del Parque Natural del Marjal de Pego que desapareció en 1965

No es el arroz bomba que todos conocemos y que se puede encontrar en cualquier supermercado, sino una variedad autóctona denominada 'bombón', que ha podido ser recuperada después de 51 años, ya que su cultivo desapareció en 1965. La iniciativa ha sido de Asaja Alicante, que ha contado con la colaboración de la Diputación y empresarios locales. Han sido arroceros del Parque Natural del Marjal de Pego los que han vuelto a cultivar esta variedad exclusiva recolectando unos 4.000 kilogramos de arroz bombón.

La experiencia ha servido para comprobar su mayor facilidad de adaptación al terreno y que ha precisado de menos tratamientos. Es más resistente a la enfermedad de la 'Pyricularia', lo que le convierte en un producto más sostenible. Para la Asociación de Jóvenes Agricultores de Alicante (Asaja) los resultados «no podrían haber sido mejores».

Rendimiento

Según la organización agraria alicantina, el arroz bombón ha tenido un rendimiento superior a otras variedades, por lo que resurge como una alternativa más rentable para el productor.

Mientras que de arroz bomba se han cosechado unos 300 kilos por hanegada (831 metros cuadrados), de la variedad bombón se han obtenido alrededor de 330 kilos.

Se trata de un arroz de grano redondeado y transparencia semiperlada. En la cocina, según Asaja Alicante, presenta más dificultad de 'pasarse' durante su cocción, una ventaja extra a la hora de preparar paellas y otros platos.

El proyecto de recuperación del arroz bombón se inició en 2014 cuando se obtuvieron 500 gramos de semilla en las instalaciones del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) de la Generalitat. A finales de 2015 se plantaron en semilleros y poco después empezaron las primeras plantaciones experimentales. Después de la recolecta del pasado año, los arroceros del Parque Natural de Pego ampliaron la plantación a mayor escala.

Proyecto

Superadas las dos primeras etapas del proyecto -secado y descascarillado-, Asaja quiere difundir el producto entre los consumidores y profesionales de la hostelería. Según la organización agraria, se dan todas las condiciones favorables para recuperar esta variedad autóctona, aunque ello se materializará «si finalmente hay demanda y si la zona opta por plantar» este arroz.

«Contar con una variedad propia, exclusiva, distinta y diferenciada de tanta calidad, obtenida de manera sostenible en un paraje de una hermosura espectacular, puede ser beneficioso para todos. Será muy positivo que nuestros cocineros utilicen arroz propio de alta calidad, lo que es seguro que les permitirá tener aún más demanda. Debo agradecer expresamente el apoyo de la Diputación de Alicante, que desde un principio creyó en nuestro proyecto bianual para conseguir la semilla (primero) y segundo para dar a conocer a los restauradores las bondades del producto», ha señalado el presidente de Asaja Alicante, Eladio Aniorte .

En el proyecto también participan la sociedad agraria Grup Arrosser Tanques, la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante) y la empresa arrocera Pego Natura.