Diario Sur

La cosecha de quinoa en Málaga alcanza este año sólo el millón de kilos

Plantación de quinoa en la vega de Antequera a punto de ser cosechada.
Plantación de quinoa en la vega de Antequera a punto de ser cosechada. / Javier Lara
  • Problemas con la selección de las semillas importadas de Perú provocan que un tercio de las plantas cultivadas no hayan cuajado

La producción de quinoa en Málaga no ha sido todo lo buena que se preveía en principio. De hecho, la cosecha ha alcanzado sólo el millón de kilos, una mínima parte si se tiene en cuenta que las previsiones iniciales ascendían a unos ocho millones de kilos. «No hemos alcanzado lo que esperábamos, pero ha sido mucho mejor de la que tuvimos hace dos años, en la que apenas hubo cosecha», explica el impulsor de este cultivo en la provincia y empresario, José Jiménez, gerente de la empresa de conservas vegetales de Antequera, Alsur. La firma cuenta en la localidad antequerana con la fábrica de quinoa más moderna y con mayor capacidad de tratamiento de Europa. En 2015, fueron las altas temperaturas y errores con algunas de las variedades seleccionadas, las que malograron la cosecha.

En esta ocasión, según Jiménez, la razón por la que la producción no ha alcanzado las cifras previstas tiene su origen en las semillas utilizadas. «Las importamos de Perú y han venido mezcladas, de manera que un tercio de las plantas no han cuajado», lamenta Jiménez.

«Sin embargo, estamos en el camino. Sabemos qué ha fallado y hemos empezado a producir nuestra propia semilla para no volver a tener este problema. Conocemos qué variedad es la que se da bien en esta zona», señala el empresario, que sigue estando convencido de que la quinoa es un cultivo con un enorme futuro y un gran potencial en Andalucía.

Debido a las deficiencias en la selección de la semilla importada, desde su plantación, que se llevó a cabo entre enero y febrero, Alsur comenzó a observar que el cuaje no era uniforme y que un tercio de las plantas no cuajaban adecuadamente, de ahí que la producción no sea todo lo buena como se esperaba. La empresa alcanzó acuerdos con medio centenar de agricultores no sólo de Málaga, sino también de las provincias de Córdoba ySevilla, para plantar y producir quinoa, tanto en suelos de secano como en regadío.

El acuerdo garantiza al agricultor un precio de compra de 50 céntimos de euros el kilo en el caso de los cultivos de secano, y 60 céntimos de euros en los de regadío.

La empresa se hace cargo de la semilla y la plantación de la misma, mientras que el productor sólo debe preparar el terreno, cuidar el cultivo, abonar el suelo, retirar las malas hierbas y realizar la recolección.

En los cultivos de secano, a pesar de que la producción tampoco ha sido la esperada, al agricultor le va a resultar más rentable que si hubiera apostado por otro cereal. Al menos, eso es lo que asegura la empresa, que señala que la sequía a hecho que el cereal haya sido bastante menos productivo que la quinoa.

La recolección de este peseudocereal comenzó en agosto en las plantaciones de secano de Antequera, Villanueva del Trabuco, Córdoba y Sevilla, y se ha prolongado hasta esta semana en los suelos de regadío, por ser mas tardías.

No obstante, Alsur se ha marcado como objetivo para la próxima campaña de 2017 acortar los plazos de recolección.

Alsur apostó este año por una variedad de quinoa blanca, por tener un ciclo que acortaba la cosecha un mes. No obstante, también cultivó, aunque en menor medida, otras variedades negra y roja, menos demandas por el mercado y los consumidores. Según José Jiménez, la demanda de quinoa en el mercado no deja de subir, de ahí la apuesta de Alsur por este cultivo, totalmente novedoso en el campo malagueño, pero que más pronto que tarde parece que se va a hacer un hueco como alternativa al cereal.