Diario Sur

Cuidado con el árbol más peligroso del mundo

Su nombre científico es 'Hippomane mancinella', aunque también es conocida como manzanilla de la playa. Es nativo del Caribe, Florida, Centroamérica y el norte de Sudamérica. Puede alcanzar los 20 metros de altura, pero ojo se trata de una planta tóxica para los humanos, tanto que hay lugares que se marcan o señalan con cruces rojas o placas de advertencia. Su savia contiene un potente irritante, por lo que el contacto con la misma produce una violenta sensación de ardor, inflama los tejidos y provoca ampollas y erupciones en la epidermis. En las mucosas la sensación es aún más agresiva, y es particularmente peligrosa en el tracto digestivo. Quemar estos árboles no es aconsejable. El humo producido es igualmente irritante. De igual manera, el polen es altamente alergénico. La savia diluida es igualmente agresiva y puede provocar erupciones cutáneas virulentas. Algunos autores aseguran que su fruta es capaz de matar a 20 personas. El conquistador español Juan Ponce de León, que fue herido por una flecha con savia de este árbol, murió dos días después. Actualmente, está en peligro de extinción.