EN EE UU SE CONSUME CADA VEZ MÁS