Diario Sur

Andalucía supera las 10.600 toneladas de producción

La producción acuícola marina andaluza alcanzó en 2015 las 10.673 toneladas, casi el doble que en 2014 (5.831 toneladas). El dato cumple los objetivos de la Estrategia Andaluza para el Desarrollo de la Acuicultura Marina para 2014-2020, que contempla triplicar la producción en este periodo. Este documento preveía superar el año pasado las 11.000 toneladas, cifra a la que se aproxima la producción real y que confirma la tendencia en alza de este sector. Según la Junta, el incremento en la producción acuícola se debe fundamentalmente a que casi se han duplicado las producciones de las principales especies dominantes hasta ahora: la dorada, lubina, atún, mejillón e incluso el camarón. Asimismo, en 2015, la acuicultura andaluza comercializó 10.671 toneladas de productos obtenidos en la fase de engorde, que generaron 61,03 millones de euros, a los que se suman otros 5,6 millones de euros de unidades producidas en las fases de hatchery (incubación o criadero) y nursery (preengorde o semillero). La producción de peces es la actividad más importante de la acuicultura marina, en la que destaca también la de moluscos, crustáceos y otras especies como las microalgas. El año pasado, la producción de peces concentró el 75% del tonelaje total comercializado y el 94% del valor económico. En segundo lugar se sitúan los moluscos, con una producción del 22%, y los crustáceos, con un 2,21%. Las algas suponen solo un 0,06% del tonelaje, pero un 1,16% de la facturación acuícola regional. Dentro del grupo de los peces, la lubina es la más significativa, representando el 61,5% del total, seguida de la dorada (19,9%) y el atún rojo (13,8%). Especies como las lisas, corvinas y el lenguado van adquiriendo un peso significativo, sobre todo el último, que en 2015 alcanzó el 2,7% de la producción con unas óptimas perspectivas de futuro. Actualmente hay dos centros dedicados a la producción integral del lenguado. Respecto al cultivo de moluscos, el de mayor producción es el mejillón, que abarca el 95,3%. En menor medida le siguen el ostión, la almeja japonesa y almeja fina; mientras que en el caso de los crustáceos, el mayor volumen corresponde al camarón, que acapara el 97,9% de un total de 236 toneladas.