El campo malagueño saca pecho en la feria internacional Fruit Attraction

Representantes malagueños en la feria Fruit Attraction.
Representantes malagueños en la feria Fruit Attraction. / SUR
  • La consejera de Agricultura, Carmen Ortiz, alaba al sector tropical de la provincia, que ha liquidado la campaña del mango con precios nunca vistos

Las frutas y hortalizas ‘made in Málaga’ sacaron ayer pecho en Madrid con motivo de la gran feria internacional de la hortifruticultura española, Fruit Attraction, un lugar de encuentro para la firma de negocios con la gran distribución en el mundo y especialmente en Europa. El caso es que las empresas de la provincia que participan en la feria demostraron su capacidad para seguir abriendo mercados cerrando acuerdos y compromisos para seguir suministrando los productos del campo malagueño a los principales mercados.

El gran triunfador de la primera jornada fue el sector tropical y muy especialmente el mango, a pesar de los altos precios en origen de esta fruta. La menor producción registrada ha propiciado que el kilo de fruta en el campo se hayan movido entre los 1,80 y 2,20 euros el kilos, casi el doble que en el año anterior. En parte debido a la competencia entre las propias empresas comercializadores, que por temor a quedarse sin producción para atender a sus clientes no han dudado en pagar precios hasta ahora nunca vistos.

La propia consejera de Agricultura, Carmen Ortiz, puso al sector tropical como ejemplo de innovación y de generación de riqueza. «Se está abriendo un camino fundamental en la exportación. Tenemos que seguir apoyando este sector, porque está creciendo y demostrando que tiene una gran vocación de vender fuera. Todo el apoyo de la Junta a este sector, que tanta riqueza y empleo genera en Málaga y la costa de Granada», señalo.

Aunque los productores se han frotado las manos con estos precios, ello, según el sector ha relanzado la ventas. «No creíamos que nos íbamos a quedar sin mango y hemos subido el precio. La consecuencia ha sido que los grandes distribuidores europeos han comprado más mango brasileño, cuyo precio se ha movido entre los 6 y 6,5 euros la caja de cuatro kilos, frente al mango malagueño, que estaba al doble», se quejaba ayer el gerente de Frutas Sigfrido, Sigfrido Molina. A pesar de todo, el poco mango que todavía queda en las plantaciones malagueñas ha terminando vendiéndose por completo en Fruit Attraction. Las grandes comercializadoras de la provincia consiguieron liquidar la campaña de ‘Osteen’, variedad predominante en la provincia con precios todavía altos, en torno a 1,80 euros el kilo.

«El mercado europeo valora el mango malagueño y ello ha permitido vender toda la producción a pesar del handicap que han supuesto unos precios tan elevados», declaró ayer Federico Montosa, de Frutas Montosa, una de las grandes empresas del sector tropical andaluz. Esta firma presentó en la feria su nuevo procesado de mango. Para Antonio Lavao, de Frunet, la campaña del mango ha sido «complicada» y «rara», ya que por el poco volumen de producción apenas alcanzará las 10.000 toneladas y con precios fuera de mercado. «El problema ha sido que nos hemos pasado en precios, aunque al final ha quedado claro que el consumidor europeo ha preferido pagar más por nuestro mango frente a otro de terceros países más barato», dijo Lavao.

Para el gerente de Frutas Reyes Gutiérrez, Juan Antonio Reyes, que invitó a un grupo de unos 30 agricultores a la feria para que conozcan la realidad del mercado, aunque los productores de mango deben estar locos de contentos, hay que tener cuidado con estos precios, ya que provocará una caída del consumo.

También Natural Tropic aprovechó la feria madrileña para presenta su guacamole, con lo que la empresa se une al club de las empresas malagueñas que están apostando por los procesados de aguacates y mango. Según el director de la firma, Prudencio López, su objetivo es comercializar este nuevo producto en tiendas especializadas y supermercados dentro del mercado nacional.

Por su parte, Trops, que cerró su último ejercito con una facturación de 72 millones de euros, reconoció ayer haber vendido toda la producción de mango de sus más de 2.300 socios. «Lo hemos vendido todo y bien, y además con precios récord. Ha sido con diferencia el mejor año en precio para los agricultores», dijo el gerente de la sociedad veleña, Enrique Colillles.

Tampoco quiso faltar a la cita el alcalde de Vélez, el socialista Antonio Moreno, para quien gracias al buen hacer de los agricultores y de las comercializadoras, los productos malagueños se han ganado una merecida fama de calidad en los mercados.