De Guindos descarta «inyectar recursos públicos» en Banco Popular

Mientras Banco Popular sigue deshojando la margarita para elegir a un posible comprador -ayer celebró un consejo de administración para tratar el asunto tras sondear a los pretendientes- alguno de los actores que pueden intervenir en la operación fijan posición. Es el caso del Gobierno. Y es que en la mesa de las compradoras está la nacionalizada Bankia. El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló esta semana que había un «interés potencial». Sin embargo, ayer fue más comedido y negó tajante la posibilidad de que el Popular vaya a recibir ayudas del Estado. «El Gobierno no tiene previsión de inyectar recursos públicos», zanjó. Asimismo, descartó la posibilidad de trasladar los activos inmobiliarios de la entidad al banco malo (Sareb) para sanearlo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate