Diario Sur

El Gobierno estudia una Socimi para los activos del banco malo

El Gobierno se plantea crear una Sociedad de Inversión Inmobiliaria (Socimi) antes de final de año cómo fórmula para desatascar parte de los activos tóxicos agrupados en el banco malo Sareb, según reconoció este jueves el ministro de Economía, Luis de Guindos. De esta forma, el Ejecutivo pretende impulsar las operaciones de la Sareb, institución creada a finales de 2012 con los inmuebles trasladados por las entidades financieras para sanearse y que sólo ha conseguido desprenderse de un 20% de su cartera en todo ese periodo. Un ritmo que le impedirá lograr el objetivo de liquidar esos activos en un plazo de 15 años.

De Guindos reconoció Durante su intervención en la jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), que el Gobierno está «estudiando» la posibilidad de la socimi, que incluiría «colocarla en el mercado». Asimismo, la socimi también permitiría rentabilizar esos inmuebles en manos del banco malo. Y es que la normativa de estas sociedades implica que un 80% de los activos deben estar en alquiler, lo que permitiría al Estado obtener unos ingresos. La opción del Gobierno de recurrir a las socimis coincide con un crecimiento exponencial de este tipo de entidades de inversión (alrededor de una treintena ya cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil) y que tiene en Merlin Properties su principal referente al poseer activos con un valor de 9.800 millones.

El titular de Economía también destacó la importancia de la «reestructuración bancaria» llevada a cabo en los últimos años y que se ha escenificado en una importante reducción del sector. De hecho, ha pasado de 50 entidades financieras antes de la crisis a la existencia de una quincena en la actualidad. Una política que, a su juicio, ha permitido el «saneamiento» del sistema bancario español en parte gracias a la creación de la Sareb, que asumió esos activos tóxicos.

En cualquier caso, De Guindos también adelantó que los datos recogidos en el segundo trimestre hacen pensar en una «aceleración adicional sobre el primero». Esto supondría que el PIB entre abril y junio se incrementaría más de un 0,8%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate