Diario Sur

Atlantia solo se integrará con Abertis si hay un acuerdo «amistoso»

  • El consejero delegado del grupo italiano explica a sus accionistas que es necesaria la implicación de Criteria, el propietario de la concesionaria

La posible integración entre las concesionarias Abertis y Atlantia no será ni tan rápida ni tan fácil como el mercado intuyó cuando ambas compañías anunciaron el pasado martes sus contactos para fusionarse. Con el paso de los días, se suceden los ‘peros’ a ambos lados del Mediterráneo, entre España e Italia. Ayer le tocó el turno a la firma transalpina, cuyo consejero delegado, Giovanni Castellucci, puntualizó que el interés de su compañía por la de origen catalán será efectivo solo si la operación es fruto de un acuerdo entre ambas partes.

Es decir, nada de OPAs (Oferta Pública de Adquisición) hostiles -una operación en la que una sociedad lanza un órdago para adquirir otra, aunque sea en contra de su criterio- ni de alternativas que conduzcan a un enfrentamiento empresarial. Es más, el máximo ejecutivo de Atlantia aclaró a sus accionistas -ayer tuvo lugar la junta anual ordinaria de la firma- su deseo de que cualquier movimiento sea conocido, autorizado y hasta protagonizado por Criteria Caixa Holding, el principal accionista de Abertis.

La intervención de Castellucci estuvo repleta de buenas palabras para la compañía española. De Abertis indicó que es una operación que «interesa, pero sólo en el momento en el que quede claro que tiene que ser totalmente amistosa». Porque si es una integración que «pueda poner en riesgo el dividendo, no nos interesa». El consejero delegado de la antigua Autostrade puntualizó que solo ve posible fusiones «que puedan crear un mayor valor». Y recordó que una fusión «que no considere la implicación del primer accionista de Abertis, La Caixa, no nos interesa». «Queremos ser una solución y no un problema», agregó.

En cualquier caso, el ejecutivo apuesta por la fusión. De hecho, indicó en la junta que entre Abertis y Atlantia «hay confianza y aprecio», y lamentó que la filtración de la noticia del interés por la empresa española «haya acelerado todo el proceso», lo que hará que «se rompa la incertidumbre lo antes posible». En cualquier caso, también afirmó que ante los «hipotéticos precios de transacciones fantasiosas» que han barajado algunos analistas, se siente «molesto».

Las cotizaciones se moderan

De esta forma, se ralentiza un proceso que a principios de esta semana parecía estar más que formalizado. Así lo intuyeron los inversores, cuyas compras hicieron revalorizarse el valor de Abertis más de un 6%. Sin embargo, en las jornadas posteriores ha ido cayendo hasta cerrar ayer con un retroceso del 1,3%, hasta el entorno de los 15,6 euros. Por su parte, los títulos de Atlantia han perdido durante esta semana casi un 8% de su valor -lo hicieron desde el día en que se conocieron sus intenciones con Abertis-, hasta liquidar la sesión de ayer en el entorno de los 22 euros.

El mercado especula con la posibilidad de que la italiana ofrezca unos 16 euros por cada título de la española, aunque se trata de una referencia que está por concretar. De hecho, el consejero delegado de la firma transalpina indicó que no mantendrá a los mercados pendientes durante mucho tiempo de la concreción de esta oferta.

Las palabras de Castellucci llegaron un día después de que el presidente de Criteria, Isidre Fainé, mostrara cierto escepticismo sobre la operación de su participada. «No he hablado con nadie, ni yo ninguno de los órganos de gobierno que presido», aclaró el pasado jueves. Incluso fue más allá cuando recordó que la operación «tenía sentido» hace diez años, cuando él mismo la intentó llevar a cabo, pero aclaró que «ahora ya no sé» si lo sigue teniendo.