El Gobierno quiere transformar el descuento del bono social en una ayuda

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, esta mañana en el Congreso.
El ministro de Energía, Álvaro Nadal, esta mañana en el Congreso. / EFE
  • El ministro de Energía, Álvaro Nadal, propone que todas las compañías eléctricas ayuden a financiar los impagos por cortes junto a los servicios sociales

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha dibujado algunas pinceladas sobre lo que será su propuesta para modificar y sufragar el bono social de la luz del que actualmente se benefician 2,4 millones de consumidores. Su idea pasa por que el futuro modelo "se diseñe mediante mecanismos de apoyo sociales y no intervenga en el precio" de la luz. Es decir, que no se aplique un descuento directo sobre el recibo, como ocurre hasta ahora, sino que quienes obtengan este apoyo lo hagan a través de los servicios asistenciales correspondientes de su comunidad autónoma o ayuntamiento.

El modelo de bono social será consensuado con los distintos grupos parlamentarios en las próximas semanas, según ha indicado el ministro durante su intervención ante la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados. Al mismo tiempo, se trabaja en el sistema que permita financiar esta ayuda. Para Álvaro Nadal, "se tiene que financiar por el sector eléctrico, como hasta ahora". El ministro ha recordado su postura de que "el sistema por el que el sector lo paga debe mantenerse". Aunque para ello el ministerio tendrá que cumplir con la última sentencia del Tribunal Supremo, que anulaba el actual sistema por centrar los costes en los tres grandes grupos integrados -Iberdrola, Endesa y Gas Natural-.

Hasta ahora, el bono social permitía aplicar una rebaja del 25% sobre la parte de consumo de la factura, lo que, en la práctica, supone una reducción del total a pagar aproximada del 8,5%. Sin embargo, el sistema en vigor, del que se benefician inmuebles con escasa potencia contratada, familias numerosas, hogares con todos sus miembros en paro y pensionistas con prestaciones mínimas, ha generado varios problemas que ahora el Ejecutivo quiere solucionar mediante una modificación.

Pero más allá del bono social, el ministro ha anticipado que su departamento trabaja en la idea de definir a las familias vulnerables y llevar a cabo medidas de actuación para evitar casos de pobreza energética. Nadal ha indicado que espera llegar a una solución "en las próximas semanas", para que la nueva norma pueda aplicarse este mismo invierno. Y ha apostado por que sean los servicios sociales de las comunidades y municipios los que soporten el peso presupuestario de los impagos, a cuyo importe "se pueden añadir recursos adicionales del sistema".

Esto es, que en el bono social se incluya parte del coste de los impagos de los recibos para evitar los cortes de luz y que ahora asumen en exclusiva los servicios sociales. "A mi me gustaría que parte de la financiación del bono social vaya al apoyo que están dando en su ámbito comunidades y corporaciones locales a esto", ha explicado Nadal tras su intervención en el Congreso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate