Diario Sur

Javier Alonso será el nuevo subgobernador del BdE

madrid. Luis María Linde ha encontrado solución para el relevo de su hasta ahora mano derecha como gobernador del Banco de España. Fernando Restoy, que dejará en breve el cargo de subgobernador para presidir los próximos cinco años el Instituto de Estabilidad Financiera (FSI) -un organismo internacional dependiente del Banco de Pagos Internacionales de Basilea (BIS)-, será relevado por Javier Alonso, lo que se conoce como un hombre de la casa.

Y es que el futuro número dos de la institución -ahora depende del Ministerio de Economía cuando elevará finalmente al Consejo de Ministros la propuesta de Linde- lleva 37 años en distintos cargos de peso en el supervisor bancario. En la actualidad está al frente de la dirección general de Operaciones y Medios de Pago; antes estuvo durante largo tiempo ligado a las operaciones exteriores del Banco de España (BdE), llegando a ser su representante para varios asuntos en el Sistema Europeo de Bancos Centrales.

Como desventaja, no obstante, desde el sector apuntan que no ha estado muy al día de la supervisión bancaria, materia que ocupará buena parte de su tiempo como subgobernador, precisamente en un período donde los márgenes de negocio de las entidades financieras se han reducido sensiblemente y tratan de buscar fórmulas de ingresos alternativas a las tradicionales . También llevará el peso en los temas internos del BdE, incluidas las controvertidas relaciones con los inspectores y la imagen de la institución lastrada por su papel en el 'caso Bankia' y otros asuntos parecidos.

La idea inicial del Gobierno era negociar con el PSOE el nombre de ese número dos, que solo estaría 18 meses en el cargo pues es lo que le quedaba de mandato a Restoy. Los socialistas, sin embargo, han dejado al final que se resuelva de forma interna -Alonso, matemático de profesión, tiene ya 65 años- y prefieren introducir cambios en la forma de elección del gobernador.