Diario Sur

La inflación se mantiene en el 0,7% por el abaratamiento de la gasolina

  • Los precios encadenan en noviembre tres meses en tasas positivas en línea con las previsiones del Gobierno

madrid. La inflación se mantuvo en noviembre en el 0,7% en tasa anual, el mismo nivel registrado en octubre. Esta estabilidad de los precios se debió al abaratamiento del coste de la gasolina, según el dato adelantado ayer por el INE. De esta forma, el IPC suma su tercer mes consecutivo en tasas positivas en línea con la previsión del Gobierno, que estimó un alza moderada de los precios para final de año. Si se confirma el dato adelantado supondría mantener otro mes la tasa de octubre, que fue la más elevada desde agosto de 2013. Sin embargo, a pesar de este repunte la inflación media anual volverá a ser negativa por tercer año consecutivo debido a las cifras negativas registradas durante la mayor parte del año.

De continuar con el anterior sistema de vinculación de las pensiones al IPC, los pensionistas recibirían ahora una paga complementaria equivalente a una subida de casi medio punto porcentual (la diferencia entre 0,7% y la subida del 0,25% que hubo a comienzos de año). Sin embargo esta actualización quedó definitivamente anulada con el Índice de Revalorización.

Ayer, el Gobierno vetó una proposición de ley del PSOE apoyada por casi toda la oposición para que las pensiones suban un 1,2% el año que viene. El Ejecutivo considera que la evolución de los precios permite ganar poder adquisitivo a pensionistas y trabajadores debido a que la tasa media anual de la inflación en 2016 será negativa. Por otro lado, la situación para las empresas exportadoras ya no es tan favorable después de que el IPC Armonizado (homogéneo en toda la UE) se haya situado en noviembre en el 0,5%, una cifra similar a la de la zona euro. Esto significa que las compañías españolas pierden la posibilidad de ganar competitividad por la vía de los precios.

La evolución al alza de la inflación es la que provoca que los sindicatos reclamen una subida de los salarios para el próximo año de al menos un 1,8%, por encima del 1,5% firmado para 2016.