Diario Sur

Draghi pide un impulso a la integración de la Eurozona porque aún es «frágil»

  • El presidente del BCE destaca la «resistencia alentadora» del euro ante el 'brexit' y vuelve a sugerir que los estímulos seguirán durante 2017

bruselas. Sus frases ya son historia de la Gran Recesión. Londres, julio de 2012. Mario Draghi: «El BCE hará todo lo que sea necesario para sostener el euro y créanme, será suficiente». Funcionó. «No hay límites, no nos rendiremos», entonaba el pasado marzo. Y ayer, en su última comparecencia ante la Eurocámara de este convulso 2016, tiró de metáforas para dar el enésimo toque de atención a los gobiernos nacionales: «Una de las principales lecciones de la crisis es que una casa a medio construir no es estable, es frágil». Sí, esa casa se llama Eurozona y su futuro está en entredicho si no existe voluntad política de culminar «todas las uniones previstas en el Informe de los Cinco Presidentes». Entre otras, la bancaria, que tiene que completarse con la creación del fondo único de garantía de depósitos.

Son tantos los problemas que azotan al Viejo Continente que uno no sabe por dónde empezar. Así que los eurodiputados pidieron al banquero italiano hablar de los numerosos riesgos globales y del impacto del 'brexit'. De hecho, fue en este tema donde dejó entrever sus escasas dosis de optimismo. «La zona euro está demostrando una resistencia alentadora. Sería deseable que todo se aclare tan pronto como sea posible. Cuanto más se prolongue, mayor será la incertidumbre», recalcó. Eludió mojarse sobre la incierta era de Donald Trump en Estados Unidos o sobre el referéndum italiano de este domingo y el riesgo que supone para su débil banca.

Respecto a la foto general de la coyuntura actual, apostó por los claroscuros: «Se espera que la economía global continúe su recuperación, aunque el crecimiento seguirá siendo inferior al de antes de la crisis». Pero pese a estos «efectos adversos», destacó que el crecimiento de la Eurozona continúa siendo «moderada pero constante» gracias, precisamente, al BCE. «Esta tendencia al alza se espera que continúe, en gran medida gracias a nuestra política monetaria», ensalzó.

De hecho, todas las miradas están puestas en la última reunión que el Consejo de Gobierno celebrará el 8 de diciembre. Draghi volvió a sugerir que mantendrá los estímulos más de allá de marzo de 2017 hasta que la inflación se acerque al 2%.