Diario Sur

Cristóbal Montoro.
Cristóbal Montoro. / Fernando Alvarado (Efe)

Montoro ignora a Ciudadanos y anuncia que el techo de gasto bajará en 5.000 millones

  • La reducción, que se aprobará el 2 de diciembre, se debe a las medidas de ahorro aprobadas este ejercicio como el acuerdo no disponibilidad o el adelanto del cierre presupuestario

La primera de las incógnitas para la elaboración de los Presupuestos se ha despejado. El techo de gasto se reducirá en 5.000 millones, según adelantó ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en los pasillos del Senado. De esta forma, el límite que tiene el Estado para gastar disminuirá por tercer ejercicio consecutivo y se situará alrededor de los 118.000 millones de euros después de que en las cuentas públicas de 2016 se fijara en los 123.394 millones.

Desde Hacienda remarcaron que este descenso se debe a los ahorros conseguidos en el presente ejercicio con diversas medidas como el acuerdo de no disponibilidad por 2.000 millones, el adelanto del cierre presupuestario en julio (otros 1.000 millones) y el ahorro por los intereses de deuda (2.000 millones). Todas estas iniciativas se tomaron para evitar la multa de Bruselas por incumplir el déficit de 2015. Es decir, el Presupuesto no ejecutado este año será el techo de gasto para 2017. Hacienda considera lógico que los esfuerzos llevados a cabo este año se trasladen a los próximos presupuestos. En este sentido, fuentes del departamento que dirige Cristóbal Montoro destacaron que si no fuese así el ajuste para cumplir con Bruselas debería ser el doble.

La intención del Gobierno es aprobar este primer trámite para elaborar las cuentas públicas en el Consejo de Ministros del 2 de diciembre. Asimismo, la próxima semana se celebrará un Consejo de Política Fiscal y Financiera para repartir los nuevos objetivos de déficit por administraciones y donde las comunidades autónomas esperan obtener una mayor flexibilidad.

En cualquier caso, esta rebaja del techo de gasto no evita que el Ejecutivo tenga que realizar un ajuste de al menos 5.500 millones para mantener la senda de estabilidad fijada por la Comisión Europea. De hecho, fuentes de Hacienda explicaron que el Gobierno presentará a mediados de diciembre las medidas para garantizar la reducción del déficit al 3,1% en 2017 y que incluirá la subida de algunos impuestos.

El principal cambio fiscal será una importante eliminación o reducción de las deducciones en Sociedades, una de las medidas incluidas en el acuerdo con Ciudadanos. Sin embargo, fuentes del departamento que dirige Cristóbal Montoro aseguraron que en ningún caso esta iniciativa afectará a las pymes ni a los autónomos. Además, el Gobierno aprobará una subida en los Impuestos Especiales, concretamente en el gravamen del tabaco y el alcohol.

También está sobre la mesa una nueva tasa a las bebidas azucaradas, aunque Hacienda afirma que obedece a medidas sanitarias y su carácter recaudatorio será “escaso”. La gran duda estará en saber si también habrá una subida para los hidrocarburos. El aumento de la fiscalidad medioambiental es otra de las posibilidades debido a que se encuentra por debajo de la media comunitaria y es otra de las reiteradas recomendaciones de Bruselas.