Diario Sur

Toxo pide elevar en 40.00 millones los ingresos de la Seguridad Social

  • Afirma que el incremento debe ser gradual hasta 2040 o las cuantías de las pensiones «serán menores» y defiende retirar la reforma de 2013

madrid. Con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones los distintos agentes sociales y partidos políticos ponen sobre la mesa sus propuestas de cara a la negociación en el Pacto de Toledo. Así, ayer el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, dejó claro que hacen falta tomar medidas para aumentar los ingresos de la Seguridad Social en 40.000 millones para 2040. Unos incrementos que se producirían de manera progresiva cada año. En caso contrario, el líder sindical consideró que las pensiones sufrirán disminuciones en sus cuantías. Además, Toxo pidió al Gobierno «dar marcha atrás» en la reforma aprobada en 2013 por no contar con el «consenso» de todas las partes. «El sistema público de pensiones es sostenible, el problema es que se le ha puesto en riesgo», sostuvo Toxo.

Los problemas de ingresos de la Seguridad Social son evidentes. De hecho, este año terminará con el mayor déficit de su historia (unos 18.000 millones), según la previsión del Ejecutivo enviada a Bruselas. Además, la hucha de las pensiones se agotará en diciembre del próximo año. Por eso ayer también UGT insistió en su idea de financiar las pensiones mediante una cesta de impuestos. Estos recursos tendrían carácter finalista y se destinaría a todo tipo de pensiones. En cualquier caso, la central no detalló sobre qué tributos recaería esa financiación. La posibilidad de aportar recursos vía impuestos también ha sido propuesto por el PSOE.

Asimismo, el sindicato defiende varias medidas que permitirían ahorrar 15.500 millones de euros al sistema. Una de ellas sería eliminar las bonificaciones a la contratación. también financiar los gastos de la Seguridad Social vía Presupuestos. En este caso, el PP ya sugirió la opción de incluir las pensiones no contributivas (viudedad, orfandad...) en las cuentas públicas. Por último, abogan por destopar las bases de cotización para los sueldos más altos.