Diario Sur

La banca anticipa que los recortes de empleo y oficinas seguirán en 2017

  • El presidente de la AEB insta a privatizar «cuanto antes» Bankia y BMN y estima que España necesita una década para recuperarse

madrid. El proceso de ajuste financiero no ha terminado, a pesar de que han desaparecido el 30% de los empleos desde que comenzó la crisis, o de que cuatro de cada diez sucursales han echado el cierre. Esta racionalización «continuará en la medida en que sigamos teniendo presiones sobre la rentabilidad», afirmó ayer el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán.

El responsable de la patronal bancaria recordó que estos recortes son «la única palanca que puede usar y controlar una entidad para aumentar su eficiencia». Para el presidente de la AEB «queda margen de maniobra» para actuar en este sentido durante el próximo año.

Sobre la posibilidad de que la reestructuración bancaria se materialice a través de fusiones de algunas entidades, José María Roldán afirmó que cualquier operación de este tipo «debe suponer una propuesta de valor para las firmas implicadas».

Por ello, insistió en que se debe realizar «cuanto antes» la privatización de Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN), para que compitan en igualdad de condiciones que el resto del sector, lo que será «bueno para todos».

El presidente de la AEB también advirtió de que los vientos de cola que han ayudado a la economía española en 2016, a pesar de la prolongación del Gobierno en funciones, «no van a empujar con la misma fuerza en 2017». Roldán apuntó que para dejar atrás la crisis «debemos ser capaces de mantener una década de buen comportamiento» de la economía, que es lo que prácticamente ha durado la crisis.