Diario Sur

El tribunal de las 'black' escuchará a los peritos

  • Los exconsejeros quieren invalidar la principal prueba, una hoja de cálculo que desglosa los gastos elaborados por Bankia

El juicio contra los 65 usuarios de las tarjetas opacas de Caja Madrid se retomará hoy con las declaraciones de los últimos testigos, momento tras el cual los expertos de parte analizarán ante la sala sus peritajes, entre ellos uno de perfil tecnológico considerado clave por los acusados. Según aseguraron a Efe fuentes próximas al proceso, los antiguos consejeros y directivos tratarán de evidenciar la invalidez de la principal prueba inculpatoria, las hojas de cálculo con el desglose de los gastos elaboradas por Bankia.

Con este fin, defensas presentarán ante la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional el peritaje encargado a ingenieros informáticos amparado por el Código Penal que, tras su reforma, ha potenciado la investigación de las pruebas electrónicas en supuestos de sabotaje informático, fraude, calumnias e injurias y ataques contra el derecho a la intimidad. Y es aquí donde las defensas solicitan la anulación de los cuatro excel con los gastos efectuados por los usuarios de las 'black', al estimar que fueron obtenidos por el actual equipo de Bankia en base a documentación con acceso ilegítimo.

Al margen de dicho peritaje, programado para el próximo miércoles, hoy se someterán a las cuestiones de la sala los últimos testigos propuestos por las defensas, entre ellos Ignacio Varela e Ignacio del Río, antiguos integrantes del Consejo de Administración a propuesta del PSOE y del PP, respectivamente. También Zacarías Galo Sánchez, compañero de profesión del exconsejero en representación del PP Darío Fernández-Yruegas, quien aseguró que las tarjetas compensaban el tiempo que su labor en Caja Madrid le restaba de su carrera como cirujano y profesor.

No comparecerá en cambio el exministro y expresidente de Endesa y Sogecable Rodolfo Martín Villa, al frente de la Comisión de Control de la entidad entre 1993 y 1997, después de que las defensas que inicialmente propusieron su interrogatorio hayan anulado su petición.