Diario Sur

El juez del caso de las preferentes de Caja Madrid pide al Banco de España datos sobre su supervisión

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha reactivado la pieza separada del caso Bankia en la que se investiga a la antigua cúpula de Caja Madrid por la comercialización de sus participaciones preferentes. Y lo ha hecho requiriendo al Banco de España, por ejemplo, las agendas de las reuniones que mantuvo con sus directivos entre 2009 y 2010.

En un auto, el magistrado insta al supervisor para que aporte los detalles de estos encuentros, «periódicos y extraordinarios», con atención a toda circunstancia que pudiera tener un «impacto relevante en la solvencia, liquidez o rentabilidad» de la firma.

El organismo deberá remitir al juzgado de Instrucción número 4 las conclusiones, formales o informales, que fueran elevadas en su día a la jefatura por el equipo inspector. En relación con las reuniones de carácter periódico, Andreu pone el foco en la situación de la morosidad de la caja, los movimientos del balance en el tramo minorista, la gestión de tesorería, la compra de deuda y productos híbridos emitidos así la amortización anticipada de preferentes.

Además pide al regulador bancario que identifique a los encargados de inspeccionar la entidad entre junio de 2008 y diciembre de 2010, por si pudieran ser llamados como testigos en el juicio.