Diario Sur

CaixaBank también recuerda que las medidas del BCE lastran la rentabilidad bancaria

  • Gonzalo Gortázar valora en positivo los programas de estímulo, pero se suma a las voces que alertan sobre el peligro de que se eternicen

No es una batida contra las decisiones del Banco Central Europeo (BCE), pero si una coincidencia temporal que ha hecho saltar las alertas en el sector financiero. Porque ayer, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, insistió en la idea de que las políticas del organismo monetario con sede en Fráncfort (Alemania) pueden acabar haciendo más daño que beneficio a unos bancos con importantes problemas. Aunque «son adecuadas desde el punto de vista macroeconómico», Gortázar indicó que estas medidas también dificultan que las entidades obtengan rentabilidad.

Y es que esta circunstancia es uno de los retos de la banca, junto con el entorno regulatorio y la reputación, que en su opinión es mala por culpa de las entidades que «no pudieron hacer frente a sus obligaciones y tuvieron que ser intervenidas».

El consejero delegado de CaixaBank realizó estas declaraciones un día después de que la presidenta de Santander, Ana Botín, advirtiera de que los tipos de interés en unas cotas tan bajas como las actuales -e incluso, en algunos casos en negativo-, solamente ayudan a la recuperación económica si se incrementan los volúmenes del crédito. Incluso el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que las decisiones de estímulo del organismo presidido por Mario Draghi están alcanzando su límite.

Estas consideraciones llegan cuando faltan cuatro semanas para que el BCE se reúna para tomar alguna medida relativa a una posible desaceleración de las ayudas monetarias que lleva impulsando desde hace más de dos años. También, en poco más de un mes, la Reserva Federal de EE UU anunciará la primera subida de tipos en un año.