Diario Sur

De Guindos niega que la desaceleración sea «tan intensa»

  • El ministro de Economía garantiza que el alza del PIB rondará el 2,5% para 2017 gracias a la «inercia» del «intenso crecimiento» de 2016

madrid. El ministro de Economía, Luis de Guindos, mostró ayer su desacuerdo con el escenario que Bruselas auguró para España para el próximo año, mantuvo que la Comisión es «cauta y prudente» y aseguró que la desaceleración «no va a ser tan intensa como la que se pinta». «La economía va a entrar con fuerza en 2017 y eso garantiza que el crecimiento económico continúe estando en el entorno del 2,5%, que es lo que tenemos que mantener en los próximos años», defendió el renovado titular de la cartera de Economía. Su argumento lo basó en que las proyecciones de Bruselas para 2017 -que rebajan el crecimiento del país al 2,3%- «no tienen en consideración» los últimos datos sobre la evolución de la economía española, que se mantendrá «fuerte» en el cuarto trimestre y, por tanto, entrará en el año «con una inercia de crecimiento intenso».

Más contento se mostró con las previsiones que la Comisión maneja para 2016, que estima que España cerrará este año con una expansión del 3,2% del PIB, tres décimas más de lo proyectado por el Gobierno y seis más de las que la institución barajaba en mayo. «Estamos creciendo el doble de Europa (...) Son buenas noticias», destacó el ministro. De Guindos también insistió en que el objetivo de déficit público del 4,6% para este año se puede alcanzar «de forma holgada, confortable», y que incluso se podría estar por debajo y entrar en 2017 con una mejor posición fiscal. «No esperamos sorpresas macroeconómicas», subrayó. Además, aprovechó para explicar que en las próximas semanas se presentará a la Comisión el proyecto presupuestario en el que se recoge tanto la mejora de crecimiento de 2016 como las medidas que se adoptarán para ir al objetivo del déficit del 3,1% del PIB en 2017.