Diario Sur

Portugal

Considera consumidores económicamente vulnerables a aquellos con una pensión social de invalidez, a familias numerosas de primera categoría, perceptores de subsidio social de desempleo, renta social de inserción y complemento solidario para personas de edad avanzada. Se les aplica descuentos en las facturas de viviendas de uso permanente y con una potencia contratada de hasta 4,6 kW.