Diario Sur

El tribunal de las 'black' estudia los contratos de las tarjetas

  • Dos exconsejeros de Caja Madrid alegan que con el antecesor de Blesa también incluían una clave pin para poder usarlas libremente

madrid. A poco más de una semana de que se reanude la vista oral por el caso de las llamadas tarjetas 'black', el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a 65 ex altos cargos de Caja Madrid y Bankia por el aparente abuso que se hizo de ellas (15,5 millones de euros despilfarrados entre 1999 y 2012) estudia ahora varios documentos que, aparentemente, ponen en cuestión parte de las tesis de las acusaciones y también de la Fiscalía Anticorrupción.

El abogado de dos exconsejeros de la caja de ahorros, el economista Alberto Recarte y el excargo del PP Jesús Pedroche, ha pedido que se incluyan ahora sendas cartas remitidas a otras dos exconsejeras anteriores a la etapa de Miguel Blesa. Se trata de Pilar Becerril y Flora Quevedo, que formaron parte del órgano de administración bajo la presidencia de Jaime Terceiro y no se encuentran en la lista de acusados.

Terceiro testificó el pasado 24 de octubre en el juicio que «las tarjetas que se aprobaron en mi época eran exclusivamente para gastos de representación, en los que incurren fundamentalmente los consejeros». «Así se hace explícito», añadió, en varias actas del órgano de administración en 1988.

Incluso llegó a decir que ninguna de esas tarjetas -el apelativo de 'black' se produjo de forma interna en la época de sucesor, Miguel Blesa- «daba la posibilidad de extraer metálico de los cajeros», al no existir una clave PIN.

Pero el abogado de Recarte y Pedroche sostiene que su versión queda «desmentida» por las cartas que recibieron las exconsejeras Becerril y Quevedo. En ellas (datan de 1988 y 1992) se les informa por escrito de que junto al 'dinero de plástico' se les haría entrega, «en la forma que le resulte más conveniente, del número clave secreto (PIN) para poder utilizar la tarjeta en los cajeros».