Diario Sur

La asociación agraria UPA-UCE de Extremadura, acusada de desviar subvenciones

madrid. La Guardia Civil acusa a la asociación agraria UPA-UCE Extremadura de obtener algo más de 1,8 millones de euros procedentes de unas 5.500 subvenciones de la UE merced a una trama de financiación presuntamente ilegal cuya investigación tiene su origen en una denuncia del titular de una pequeña explotación agrícola. Así lo señalaron ayer fuentes del instituto.

Este dinero, obtenido durante el periodo 2013-2015, procede de ayudas comunitarias que supuestamente fueron solicitadas por más de 1.800 afiliados de UPA-UCE Extremadura. Pero, según las pesquisas, numerosos afiliados desconocían que habían pedido esos fondos. La Operación 'Tellus' se ha saldado por ahora con siete detenidos, cuatro de ellos miembros de la junta directiva, entre ellos su secretario general, Ignacio Huertas.

Los hechos investigados pueden ser constitutivos de los delitos de pertenencia a organización criminal, contra la hacienda pública mediante fraude de subvenciones, falsificación de documentos y blanqueo de capitales. Desde UPA-UCE, sin embargo, niegan haber incurrido en irregularidades porque el dinero «iba a los agricultores», beneficiarios de las ayudas europeas, y luego ellos «pagaban a la organización por los servicios de asesoría, todos justificados, que les prestaba».