Diario Sur

El comité ético de Bruselas defiende no sancionar a Barroso por irse a Goldman Sachs

José Manuel Barroso.
José Manuel Barroso. / Efe
  • "No hay elementos suficientes para establecer una violación del deber de integridad y reserva", asegura este comité en una decisión que no es vinculante

La controvertida contratación del expresidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Barroso, por el banco estadounidense de inversión Goldman Sachs no violó las reglas de integridad europeas, indicó el comité de ética de la UE en una opinión no vinculante difundida este lunes.

"En base a las informaciones facilitadas por Barroso en una carta cursada al presidente [de la Comisión Jean-Claude] Juncker (...) no hay elementos suficientes para establecer una violación del deber de integridad y reserva", asegura este comité en su decisión. Para este órgano consultivo, Barroso no actuó en este caso, sin embargo, con "el juicio que uno puede esperar de alguien" que ha ejercido de presidente del ejecutivo europeo entre 2004 y 2014.

Su sucesor al frente de la Comisión solicitó la opinión del comité de ética, después que la defensora del pueblo europeo, Emily O'Reilly, solicitara una investigación sobre la contratación del portugués como presidente ejecutivo, un nombramiento que levantó la indignación en Europa.

Un colectivo de trabajadores de las instituciones europeas recogió incluso más de 152.0000 firmas a favor de un código de ética más estricto, al considerar el fichaje de Barroso por Goldman Sachs como "irresponsable", "perjudicial" y "moralmente deshonesta". José Manuel Barroso denunció en su carta a Juncker que estas medidas eran "discriminatorias" y defendió que cumplió en todo momento con la normativa comunitaria.

El código de conducta de la UE prevé que los comisarios tengan que pedir una autorización a la Comisión para trabajar en un grupo privado durante los 18 meses posteriores al fin de sus funciones. Aunque el nombramiento de Barroso tuvo lugar pasado este período, el nombramiento generaba a la defensora europea dudas éticas, máxime cuando la reputación de Goldman Sachs es controvertida.

El banco estuvo ampliamente involucrado en la venta de complejos productos financieros, incluidas las hipotecas subprime que contribuyeron al crash financiero de 2008, y también ayudó a Grecia a maquillar su deuda, antes de la crisis.