Diario Sur

La banca española mejora sus resultados y avala su rebote bursátil

  • Los expertos destacan las cuentas de Bankinter, las de las grandes entidades y CaixaBank como algunas de las mejores

La banca venía de hacerlo bien en las últimas semanas y los resultados han cotizado al alza en muchos casos. Ello debido a que, como apunta María Morales, de Merchbanc, lo más destacado en ellos ha sido la mejora en ingresos y en margen de intereses y que muchos hayan avanzado también en costes y presenten buena evolución de las provisiones. Las subidas en las cotizaciones ponían en precio una expectativa de mejora de resultados que sí se está produciendo. Según Javier Bernat, de GVC Gaesco Beka, los últimos repuntes han llevado a los bancos a cotizar a ratios más razonables y pronostica que, si el mercado sigue al alza, también la banca, aunque quizás ya no a mayor velocidad que los índices. Pero advierte de que sigue habiendo riesgos, como Nuria Álvarez, de Renta 4, que señala que después de que la banca haya subido un 17% en el último mes, ya no es el mejor momento para entrar. Morales, si bien aún ve potencial en la banca española, anticipa volatilidad. Cada entidad afronta sus propios retos.

Bankinter: calidad algo cara. Bankinter fue la primera entidad que presentó sus números y fue la que hizo tener la esperanza en que las cuentas del sector serían buenas. Stefan Nedialkov, de Citi, destaca que haya batido expectativas en márgenes, en capital y en morosidad. Álvarez añade que está más cubierta de los riesgos que las demás, dada la contribución del negocio asegurador al margen bruto. Y Gemma Hurtado, de Mirabaud, destaca su elemento diferencial: el crecimiento de su cartera de crédito. Pero Javier Bernat comenta que, pese a la calidad de sus resultados, cotiza a unos múltiplos elevados, cuando el banco se encuentra en una situación en la que crecer en la parte alta de la cuenta de resultados es difícil. Según el experto, es posible que la velocidad de crecimiento que está registrando se modere. Pero a su favor juega contar con una de las mejores rentabilidades por dividendo del mercado. Hurtado dice que por debajo de 6 euros puede dar oportunidades de entrada.

Bankia y las dudas de su margen de intereses. Bankia presentó resultados con menor fortuna. Lo que le penalizó, según Álvarez, fue la presión que sufre su margen de intereses, debido al peso hipotecario. Como factor positivo, sí tiene margen para reducir la remuneración del pasivo. Y, en la parte baja de la cuenta de resultados, presenta menos gastos de explotación y menor coste del riesgo y se prevén unas menores dotaciones, lo que le permite generar capital y, por tanto, mejorar el dividendo. Hurtado afirma que lo que ha dado impulso al beneficio de Bankia ha sido la caída de las provisiones. Al mercado le puede costar ver que la parte baja de la cuenta le es suficiente para compensar los problemas que tiene en la parte alta. Bernat confía en que una mejora de la inversión crediticia impulse sus resultados y aconseja 'acumular'. Hurtado es positiva con Bankia: por valoración, cotizando a 0,6 veces el precio sobre valor en libros y con una rentabilidad sobre el capital del 8%, tiene potencial.

Los grandes y el apoyo internacional. Santander y BBVA, afirma Hurtado, han visto su beneficio impulsado por su exposición internacional, dado que la división de España sigue sufriendo. Santander ha sacado fruto de Brasil, donde el beneficio fue un 20% superior al estimado; BBVA, de México, que ha vuelto a ser el motor de sus resultados. La entidad que preside Ana Botín según Bernat, ha presentado buenos resultados porque todas las divisiones, o mejoran o mantienen las cifras del trimestre anterior. Y sí le ve potencial, pese a que se pueda ver algo de ralentización en el Reino Unido. En BBVA, según Álvarez, la sorpresa más favorable ha estado en Turquía, donde ha batido expectativas pese a las dificultades políticas y económicas del país.

Según Ricardo Cañete, de Bestinver, si bien están cerca del suelo en margen financiero, lo que falla en ellos es que no son capaces de generar capital. Pero, en opinión de Pedro Sastre, de Banca March, son éstas las entidades con mayor potencial, puesto que combinan la seguridad de los mercados desarrollados con su exposición a mercados de emergentes.

El Popular, el más débil. Álvarez sintetiza su opinión sobre las cuentas del banco con esta frase: «Beneficio cercano a cero (416.000 euros en el trimestre) en un contexto de debilidad de ingresos». Para Nagore Díez, de Norbolsa, los resultados han sido peores de lo esperado, sobre todo en la evolución del margen financiero y de las comisiones, lo que también destaca Cañete, por ser lo que marca la diferencia entre los bancos con buenos y malos resultados. Además, los números muestran que éste es el típico año de limpieza de la entidad, aunque sobre todo se verá en el cuarto trimestre, cuando reflejará la fuerte dotación de provisiones prevista. Así, Álvarez insiste en que la atención seguirá en la evolución de las medidas pendientes de implantar para cumplir con los objetivos de su plan estratégico, especialmente las que tienen que ver con la reducción de los activos inmobiliarios. Si hubiera buenas noticias respecto a esto, Díez no descarta una reacción al alza. Otros factores que se han observado en sus últimos números han sido la mejora del capital, así como las ventas de activos adjudicados, además del aumento de la cuota en depósitos y crédito, según Álvarez.

CaixaBank: buenas sensaciones. Cañete destaca el crecimiento en su margen financiero y que todas las líneas de ingresos hayan mejorado, es decir, tanto en margen de intereses como en comisiones netas, margen bruto y neto y, por tanto, también en beneficio neto. Este último, como señala Álvarez, se ha visto favorecido porque las dotaciones se han comportado mejor de lo esperado, es decir, se han realizado menos, con lo que se ha arañado en menor medida los beneficios, así como por la reducción de los costes de explotación y el incremento de las comisiones. La mayoría de las recomendaciones emitidas en la sesión de presentación de resultados fueron de «mantener» y no se le otorga demasiado potencial alcista. Los más optimistas, hasta los 3 euros, mientras que los más pesimistas lo rebajan hasta los 2,10.

Sabadell: poco impacto del 'Brexit'. Según Díez, el negocio doméstico lo ha hecho mejor de lo esperado, lo que ha compensado la evolución de TSB, la entidad que adquirió en 2015, que ha podido haberse visto afectada por la depreciación de la libra tras el 'Brexit'. Iván Martín, de Magallanes, recuerda que, en su negocio británico, se está fijando en la optimización de costes, por lo que puede que todavía sus números no recojan en toda su dimensión el 'Brexit' y no sean representativos de su impacto. La entidad va a dedicar un monográfico a su negocio británico en 2017, lo que puede implicar que su integración es un reto complicado, al ser la primera que realiza de una entidad fuera de España. Martín también valora que en la parte que preocupa, la de los activos problemáticos, la tendencia esté siendo buena, al reducirse, aunque ello contrasta con el duro negocio bancario, que no despunta y está falto de rentabilidad.

Liberbank cotiza a la baja. Pero Hurtado cree que es una entidad en la que se puede estar, debido a su posicionamiento peculiar con una importante base de clientes y, además, con unos niveles de valoración bajos. El consenso de analistas le da un potencial del 12%, aunque algunos limitan su potencial a los 0,90 euros.