Diario Sur

El Banco de España niega que ocultase los correos de Bankia

  • Alega que no los envió al juez en una primera tanda de documentos porque «eran informales» y no trataban de las reuniones con la entidad

MADRID. El Banco de España tuvo que negar ayer la acusación de que ocultara el envío al juez de parte de los correos electrónicos sobre Bankia y aseguró en un comunicado que se limitó a mandar aquellos que reflejaban «lo solicitado por la autoridad judicial». En los reveladores documentos, los inspectores del organismo supervisor ya advertían en 2011 de la «inviable» situación de Bankia antes de su salida a Bolsa y vaticinaban que su salto al parqué «no funcionaría».

El Banco de España presentó a la Audiencia Nacional esos documentos en una segunda tanda de emails y no en la primera, que entregó un mes antes. Sin embargo, el organismo que dirige Luis María Linde asegura que en el primer conjunto de correos electrónicos, remitidos al juzgado el día 2 de septiembre, «incorporó aquellos en los que se reflejaban, de acuerdo con lo requerido por la autoridad judicial, las agendas y conclusiones de las reuniones ordinarias y extraordinarias mantenidas entre el equipo de seguimiento del Grupo BFA-Bankia y sus interlocutores en dicho grupo bancario a lo largo del año 2011».

En este sentido, el Banco de España explica que los correos enviados posteriormente «son comunicaciones informales» entre miembros del equipo encargado de la investigación de Bankia, pero que «no se refieren a las agendas o conclusiones» de las reuniones mantenidas con los directivos de la entidad, «lo que explica -según el supervisor- su no inclusión en aquel primer bloque de documentación».

Para zanjar la polémica, el Banco de España recuerda que la ley «solo autoriza a remitir los datos y documentos solicitados por la autoridad judicial», sin que los servicios del Banco de España, al realizar la búsqueda de la documentación, «puedan aplicar otros criterios que no sean los especificados en el correspondiente requerimiento». El texto termina reiterando su «deber de colaboración con la Administración de Justicia».